Cooperantes denuncian que Israel impide entrar en la Franja a AI y HRW

Las autoridades israelíes impiden desde hace semanas la entrada en Gaza de investigadores y fotógrafos de las organizaciones pro derechos humanos Amnistía Internacional y Human Rights Watch con excusas burocráticas, aseguraron hoy a Efe cooperantes internacionales.

Según estas fuentes, que pidieron no ser identificadas, las autoridades israelíes están obstruyendo la investigación independiente que pretenden llevar a cabo estas organizaciones con excusas como que el paso de Eretz está cerrado.

Desde hace semanas, incluido hoy mismo, periodistas de todas las nacionalidades entran y salen a diario de la Franja a través de este paso, previa coordinación con las autoridades castrenses israelíes y el movimiento palestino Hamás. Además, desde que el pasado 8 de julio el Ejército israelí emprendiera, en respuesta a los ataques de Hamás con misiles a su territorio, su ofensiva contra la Franja -en la que han muerto ya más de 2.000 personas, en su mayoría civiles-, miembros de Naciones Unidas e incluso palestinos que necesitan atención médica especial han podido cruzar Eretz.

Según la periodista Amira Haas, corresponsal del diario israelí Haaretz en Cisjordania, el Gobierno de Israel también alega que ninguna de las dos ONG está registrada en el Ministerio de Asuntos Sociales como organización humanitaria. "Ambas organizaciones de defensa de los derechos humanos tratan de obtener permiso de la administración civil para entrar en Gaza desde el 7 de julio", precisa Haas. "El portavoz de la oficina de Coordinación de la Actividad del Gobierno en los Territorios Palestinos COGAT dijo a Haaretz ayer que ha sugerido a ambas organizaciones que eleven una petición especial a su dirección", añadió. Según la prestigiosa periodista, "Human Rights Watch asegura que solo recibió esa sugerencia la pasada semana, y Amnistía dice que no ha oído hablar de ella".

La polémica se ha recrudecido desde que hace unas semanas el Consejo de Derechos Humanos de la ONU afirmara que existen indicios de que Israel podría haber cometido crímenes de guerra durante la actual ofensiva en Gaza, y formara una comisión internacional para investigar sobre el terreno. Ambas organizaciones, que pretenden entrar en Gaza acompañadas de expertos militares independientes para documentar la guerra y los eventuales abusos, han realizado otras investigaciones en Israel y en Cisjordania sin interferencia de las autoridades, recuerda Haas.

Hasta que el actual Gobierno egipcio, liderado por el general golpista Abdel Fatah al Sisi, tomó el poder, expertos de las ONG pudieron entrar en Gaza a través del paso de Rafah. Sus informes previos, no solo han criticado la actuación de Israel sino también la de Hamás y de otros grupos islamistas.

Comentarios