martes. 24.11.2020 |
El tiempo
martes. 24.11.2020
El tiempo

El Covid-19 deja en pausa la vida de millones de jóvenes

El brote del nuevo coronavirus fue un golpe enorme para toda la humanidad, para su forma de vivir y sus modelos económicos. Ha logrado alejarnos de espacios públicos, de nuestros seres queridos y nos ha tenido en aislamiento dentro de nuestros hogares por varios meses. A muchos los separó de un viaje deseado por toda la vida, del trabajo de sus sueños o hasta de momentos inolvidables junto a aquella persona amada. 

Sin duda, el 2020 se ha convertido en un año que será difícil de olvidar, pues no solo trajo un confinamiento a nivel mundial, sino que ha estado lleno de más de un drama; grandes incendios, ataques cibernéticos y hasta rumores de una tercera Gran Guerra. Un cúmulo de situaciones que han llevado a muchos a frustrarse un poco, sobre todo a las generaciones más jóvenes, quienes quizás ni han logrado salir de la protección de sus padres. Sin embargo, el independizarse, migrar, encontrar un buen trabajo, viajar y tener estabilidad no es un imposible.

Independizarse en tiempos de la pandemia

Si hay algo que caracteriza a los de estas nuevas generaciones es que han tardado más en independizarse de sus hogares familiares que sus antecesores; lo cual está aunado con el hecho de que su estabilidad financiera puede tener un gran impacto. Después de todo, sus ingresos pueden resultar ser muy bajos si se piensa en mantener una vivienda propia. Este bajo sueldo es debido a su juventud e inexperiencia en comparación con trabajadores más adultos, así como la alta competitividad que hay en el mercado laboral. Por ello, extender la estancia en casa de los padres es una decisión sabia para poder ahorrar. 

Si bien la cuarentena ha sido un golpe duro en las finanzas de mucho, las oportunidades de independizarse son bastante excepcionales en estos momentos. No sabemos cuándo acabará todo esto, por lo que realizar una inversión en un hogar puede ser una decisión sabia y más aún si es en un lugar idóneo para que los jóvenes puedan establecer su residencia e invertir en algún negocio, como lo es actualmente el Principado de Andorra. Además, es una buena idea, sobre todo si encuentras que hay una caída en la demanda causada por el aislamiento, algo que suele ocurrir en tiempos de crisis como estos. Incluso, podrías encontrar que hay empresas de bienes raíces que están realizando promociones únicas, desde bonos y descuentos, hasta rebajas impresionantes; todo con la finalidad de animar a los posibles compradores

Claro que si decides tomar esta decisión, es importante que consideres muchos factores. Principalmente, el tipo de inmobiliaria que estarías adquiriendo, considerar y estudiar todas las condiciones de la compra, gestiones jurídicas y otras cuestiones fiscales. Como recomendación, es importante revisar un poco de información sobre impuestos y otros gastos que podrías necesitar para arrancar con esta nueva aventura.

El impacto psicológico del Covid-19 en los jóvenes 

Así como ha tenido un impacto dentro de sus finanzas, el nuevo coronavirus ha generado muchos cambios en la estabilidad emocional de todos los jóvenes, desde la ansiedad de pensar en el futuro, o la frustración que causa el encierro. Y aunque volvamos a reír nuevamente tarde o temprano, la vida y proyectos de todos se han detenido por muchos meses.

Sin duda estamos inmersos en toda una situación que puede causar mucho estrés e incluso depresión, sobre todo desde que, actualmente, los jóvenes también están en alerta por una nueva ola de contagios entre personas de su generación. Y si bien los síntomas suelen ser leves, está el riesgo y la preocupación de convertirse en un transmisor de la enfermedad a otros más vulnerables. Dicho estrés aumenta aún más debido al fenómeno conocido como “Doomscrolling”. Este consiste en un tipo de navegación en la web en la que el usuario está expuesto a noticias fatalistas, a las cuales les notamos aún más atención dado que las malas noticias están ligadas con la actualidad. De hecho, se cree que los medios de comunicación cumplen un rol fundamental en esto, dado que ellos son los que transmiten toda esta información. Después de todo, su papel está en informar todo lo que sucede. 

Es entonces que el poder está en el consumidor de dicha información. Cada usuario tiene poder de decidir si exponerse a aquella información. Principalmente, puede escoger simplemente alejarse de las redes sociales y los noticiarios por un tiempo, buscar focalizar sus mentes en aspectos más positivos; incluso practicar yoga y meditar ha sido mencionado como una excelente opción para alejar el organismo de lo negativo.

Otra opción, es filtrar el contenido de todas tus cuentas, de tal manera que puedas exponerte a otro tipo de ambiente más positivo. También recomiendan entablar conversación con las personas de nuestro entorno, bien sea físicamente o a través de una videollamada, de tal forma de mantener un vínculo con personas en las cuales confiamos y quienes pueden ser un pilar importante para nuestra salud emocional y mental. 

El Covid-19 deja en pausa la vida de millones de jóvenes
Comentarios