Crespo ya no cree necesario que Lalín tenga un centro de día público

La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, y el alcalde de Lalín, Xosé Crespo, ayer en Liñares. dp
photo_camera La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, y el alcalde de Lalín, Xosé Crespo, ayer en Liñares. dp

LALÍN. ¿Está descartada la construcción de un centro de día en Lalín?. Fue la pregunta que le hizo la prensa hoy a la conselleira de Traballo e Benestar Beatriz Mato durante su visita a la capital dezana. «Por descartado non se dá, pero a nosa responsabiliade é facer unha planificación axeitada», dijo. Esto es, no entra en los planes de la Xunta retomar el proyecto que había planteado el bipartito y que entonces el alcalde, Xosé Crespo, consideraba «prioritario e de vital importancia para Lalín».

El mandatario ya no lo ve así porque a la respuesta de la conselleira Crespo añadió que «temos dous centros de día baleiros en Lalín» y lo dijo en un tono que dejó entrever que la pregunta le incomodó. Vacíos exactamente no están, pero sí disponen de muchas plazas vacantes. En la Residencia Nosa Señora das Dores están únicamente cubiertas siete de las 40 plazas disponibles y en la residencia de Geriatros también hay vacantes. Eso sí, el matiz viene dado por el hecho de que el centro de día que tenía previsto construir la Xunta bipartita era de carácter público y los dos citados centros lalinenses tienen gestión privada.

La UDIAF, «Excelente»

Estas declaraciones se producían al final de la visita de Mato a la Unidade de Desenvolvemento Infantil e Apoio Familiar (Udiaf), situada en el edificio de la Uned, y cuyos profesionales atienden a 110 niños, de entre 0 y 6 años, que padecen distintas discapacidades o tienen problemas de aprendizaje y psicomotrices, así como a sus familias. El funcionamiento del centro -solo hay otro en Galicia, en O Salnés- es «excelente», afirmó la conselleira. De hecho, así lo atestiguan las familias que llevan a sus niños a las sesiones de terapia, orientación y aprendizaje.

La Udiaf de Lalín se puso en marcha en 2009 y, al igual que la de O Salnés, funciona gracias al convenio de colaboración que mantiene la Xunta con la Asociación Galega de Atención Temperá (AGAT).

Mato anunció que los presupuestos de su departamento para reforzar el trabajo de estas dos unidades y crear otra en A Coruña se ha incrementado un 12,5%, por lo que la ayuda que presta la Xunta se elevará a 225.000 euros.

175.000 €

El ‘obradoiro’, una oportunidad para 20 personas

Tras la visita a la Unidad de Atención Temperá y a una huerta ecológica, la conselleira de Traballo, Beatriz Mato; el alcalde, Xosé Crespo, y parte de sus concejales se desplazaron hasta el rehabilitado Pazo de Liñares, en cuyo entorno trabajan los 20 alumnos del ‘obradoiro’ de emprego Agrolalín, diez en la modalidad de albañilería y otros tantos en horticultura y floricultura. El departamento de la Xunta financia el taller con 175.000 euros. Mato destacó la oportunidad de mejora de la empleabilidad que supone el obradoiro para estos alumnos-trabajadores, dentro de la línea «da aposta polas persoas» en la que, subrayó, se está centrando la Xunta. Actualmente están en marcha en Galicia 50 talleres, que suponen una inversión de 9,5 millones de euros. De estos, 13 se desarrollan en la provincia de Pontevedra, les cuestan a las arcas autonómicas 2,5 millones y benefician a 287 desempleados.

Comentarios