viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Currás afirma que no enchufó a nadie y cree que terceras personas usaron su nombre

El alcalde de Santiago, Ángel Currás, imputado en la Operación Pokemon que persigue una trama de corrupción por contrataciones a empresas efectuadas desde la administración local, ha dicho hoy que jamás enchufó a nadie y ha desconfiado de que terceros, sin más detalle, utilizasen su nombre.

"Si hay el uso del nombre de uno, del cargo de uno, yo de eso no soy responsable", ha comentado en una entrevista concedida a la Radio Galega después de que informes elaborados por el Servicio de Vigilancia Aduanera atribuyesen al primer edil el conocimiento de todo el proceso de adjudicación de una escuela infantil y la contratación de su personal, así como las "circunstancias fraudulentas".

Los documentos, instruidos por los supuestos delitos de blanqueo de capitales, fraude, uso de información privilegiada y cohecho, figuran en las diligencias incorporadas al sumario. Según ellos, el regidor no mantiene contactos directos vía telefónica con los representantes de Sermasa, empresa adjudicataria de la escuela infantil de Salgueiriños, pero sí existen referencias según las cuales mantiene al menos una entrevista con un responsable "por temas de personal".

Y "parece claro que propone al menos a una persona de los enchufados para su contratación", si bien "es conocedor de la propuesta total de enchufados".

Currás ha rechazado este extremo, ha contado que con José María Tutor, el responsable regional de Vendex, grupo al que pertenece Sermasa, se vio en dos ocasiones pero no por esta adjudicación; y ha insistido en la necesidad de conocer la totalidad del sumario para evitar los "juicios de valor" que se hacen sobre "una parte mínima".

"No se puede estar tranquilo cuando realmente hay una operación de esta envergadura y uno se siente dentro de ella. Yo confié y sigo confiando en la Justicia. Lo más importante es que cuanto antes el sumario se haga público. Y no por capítulos. Que se sepa lo que hay detrás".

De una conversación en la que la actual portavoz del PPdeG, Paula Prado, dice que si tras la salida de Gerardo Conde Roa, Ángel Currás era el nuevo alcalde era como para suicidarse, éste argumenta que por lo que sabe esto no ha ocurrido y "confío en que no lo haga".

"No deseo que nadie se suicide por mí", ha precisado con un guiño irónico Currás, y ha comentado que "en cualquier grupo humano hay simpatías y hay desafecciones. Yo puedo entenderlo. No va más allá del deseo expreso de que yo no fuera alcalde".

Del concejal de Deportes, Adrián Varela, que pidió un despido para una trabajadora cuyo marido es delegado de este sindicato, ha opinado que "fue muy desafortunado" ese hecho, que él mismo ha explicado, pero es un edil del que puede destacar su "colaboración y lealtad".

El pasado día 29 de enero la jueza de Lugo Pilar de Lara levantó parcialmente el secreto de sumario de la Operación Pokemon -9.000 folios en 26 tomos- y prorrogó la reserva de las actuaciones sobre otra parte durante otros quince días, es decir, hasta el 13.

La Operación Pokemon se puso en marcha en septiembre de 2012 con el fin de investigar la existencia de una supuesta trama para obtener contratos y concesiones públicas en distintas administraciones gallegas, pero las pesquisas, tras catorce meses de investigación con reserva sobre las actuaciones, han llegado también a Asturias y a Cataluña.

Currás afirma que no enchufó a nadie y cree que terceras personas...
Comentarios