David Cameron reclama controles de la Unión Europea en Gibraltar

El primer ministro británico, David Cameron, reclamó hoy a la Comisión Europea (CE) que envíe de forma "urgente" observadores a la frontera entre España y Gibraltar.

En una conversación telefónica, Cameron trasladó al presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, su "seria preocupación por los controles fronterizos introducidos por los españoles en la frontera entre España y Gibraltar, que están motivados políticamente y son desproporcionados", divulgó un portavoz de Downing Street.

Londres considera que los controles son "contrarios al derecho de la Unión Europea de libertad de movimiento" de los ciudadanos, por lo que instó a Barroso a "enviar de forma urgente a un equipo de monitorización a la frontera entre Gibraltar y España para reunir pruebas sobre los controles que se están llevando a cabo".

Por su parte, Barroso se comprometió con el primer ministro británico a hacer lo posible, dentro de sus competencias para garantizar el respeto de la legislación comunitaria en la frontera entre España y Gibraltar.

Un  portavoz del Ejecutivo Comunitario señaló que "el presidente Barroso explicó que la Comisión está siguiendo continuamente la situación y hará lo que esté dentro de su competencia para asegurar el respeto de la legislación de la UE", indicó.

Además, señaló que Barroso "espera que este asunto sea tratado por los dos países concernidos de una forma que vaya en línea con su pertenencia común a la UE".".

La CE ya confirmó la pasada semana su intención de enviar en septiembre inspecciones técnicas a Gibraltar para que analicen sobre el terreno las quejas recibidas por parte de parlamentarios europeos y ciudadanos por los controles fronterizos.

Esas inspecciones sustituyen a una reunión en Bruselas con todas las partes que la Comisión había planteado previamente.

Según señalaron fuentes comunitarias la pasada semana, la CE "ya se ha puesto en contacto con las autoridades españolas para organizar las inspecciones conjuntamente".

Las mismas fuentes señalaron que todavía no hay una fecha precisa más allá de que serán en el mes de septiembre.

El Ejecutivo comunitario ha recordado en varias ocasiones que Gibraltar no forma parte del área Schengen y que España tiene la potestad de vigilar sus fronteras, aunque los controles deben ser proporcionados.