Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Delicadeza y humor en la vendimia un año más

La vendimia se ha adelantado este año
La vendimia se ha adelantado este año
La bodega Lagar de Besada, situada en el concello de Meaño, comenzó la recolección de la uva con la que elaborará el albariño espumoso 'Burbujas de Bañadiña'

Gracias al tiempo seco de este año, algunas de las bodegas de la Denominación de Orixe Rías Baixas han podido iniciar la vendimia antes de lo habitual. Lagar de Besada, fundada en 1988 y especializada en albariño, empezó este viernes la recogida de la uva.

Asimismo, no es la primera vez que esta bodega adelanta su recolecta. Desde el 2006 lleva realizando la vendimia de forma anticipada para elaborar su vino espumoso.

La decisión de adelantar aún más la vendimia este año viene fundamentada por el método de trabajo que sus dueños y enólogos, David Ballesteros y María Sineiro, emplean durante el mes de agosto, con el objetivo de decidir cuándo empezar la recogida. En él realizan una serie de muestreos semanales en todas las parcelas que poseen para así observar "el nivel de azúcar, el nivel de acidez y el del PH", parámetros que son considerados por Ballesteros como "fundamentales". Tras obtener los resultados de estos testeos, son contrastados con el clima y con los estudios de los años anteriores, tras lo que se toma una decisión.


Entre 12 y 15 días es el tiempo que tardarán los vendimiadores de Lagar de Besada en recolectar toda la uva


La uva de la parcela en la que comenzaron a trabajar ayer se encontraba, según el enólogo y dueño de la bodega, en "el punto óptimo de maduración para hacer el vino base que luego utilizamos para hacer el espumoso", que es el vino 'Burbujas de Bañadiña'.

Durante la vendimia, la mayoría de los procesos se realizan a mano. Los trabajadores, acompañados de unas tijeras, un cubo, unos ganchos y mucho humor, se pasan las horas diferenciando los racimos buenos de los de segunda floración, los malos y los verdes, los cuales son totalmente descartados.

Los racimos de uva que sí recogen son aquellos que están más doraditos, más sanos y los que no tienen nigún tipo de imperfección o de hongo. Este año la verdad es que tenemos una calidad espléndida", comenta el propietario.

Por otro lado, añade que "intentamos tratar lo mejor posible la uva. No la golpeamos y no la tiramos. La técnica es evitar que se rompa, como si estuviera entre algodones, para que así vaya entera a la bodega, y que no suelte ni un poquito de mosto porque si no empieza la fermentación".

Asimismo, David Ballesteros apuntó que "al tener una primavera seca hemos evitado tener ataques de hongos". Gracias al tiempo del que este año ha disfrutado Galicia el enólogo declara que "lo que es sano está muy sano, la uva está ventilada y no tiene ningún tipo de problema". Por otro lado, apunta también que, quizás debido al tiempo "haya un pequeño problema de estrés hídrico. Al no llover alguna parcela está sufriendo un poco".

Para hacer toda la vendimia estiman que tardarán 12 o 15 días, y que contarán con la ayuda de diez trabajadores, que cubrirán las casi cuatro hectáreas de viñas que tiene Lagar de Besada. Para elaborar el vino, calculan otros 15-18 días.

El protocolo de Lagar de Besada es dejar que el vino pase siempre el invierno en la bodega. Una vez que pasa esa época del año, empiezan a "catarlo y a probarlo". Son necesarios seis meses aproximadamente para que el vino "se limpie y se haga un poquito", comenta David.

De los cuatro tipos de vino que tiene a la venta esta bodega, el más vendido es el Lagar Besada del año, según señala la enóloga María Sineiro.

COSMÉTICA. Esta bodega se inició en el mundo de la cosmética hace dos años. Cuando terminan el proceso del prensado de la uva, rescatan la piel y las pepitas de la fruta. Con estos ingredientes elaboran jabones y cremas corporales que contienen propiedades antioxidantes y regeneradoras.

Delicadeza y humor en la vendimia un año más
Comentarios