Descontento en Vilarchán por el pintado del vial interior del pueblo

El nuevo ‘stop’ pintado en el vial que impide desviarse hacia el siguiente cruce sin pisar línea continua. r. fariña
photo_camera El nuevo ‘stop’ pintado en el vial que impide desviarse hacia el siguiente cruce sin pisar línea continua. r. fariña

PONTE CALDELAS. Los vecinos de Vilarchán están de estreno, pero se trata de un estreno poco agradable. Operarios de Mantemento de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas pintaron recientemente el tramo de la carretera que discurre por el interior de la población (PO-180) e introdujeron varios cambios respecto a la situación anterior que impiden circular por el lugar como hasta ahora lo venían haciendo.

Los habitantes de O Rial, uno de los barrios más afectados por los cambios, han puesto de manifiesto su descontento y su intención de convocar una reunión para que todo el pueblo analice la situación y reclame medidas correctoras en el Concello, si son necesarias.

La primera mala noticia, aunque previsible, se la encontraron los conductores al tratar de incorporase en el cruce de O Rial a la PO-532, carretera que une Ponte Caldelas con Pontevedra. «Agora non podemos incorporarnos cara Ponte Caldelas, porque puxeron unha liña contínua onde antes non a había», se quejan.

El cierre de la discontínua se explica, en parte, por la peligrosidad de la curva donde se sitúa este enlace, una zona en la que ya se han registrado varios accidentes. Hasta cierto punto era previsible, y los vecinos lo aceptan, siempre que puedan seguir por el tramo de la P0-180 hasta la glorieta de incorporación que existe a menos de un kilómetro. El problema es que el cruce interior que da paso a ese tramo también ha sido ‘vetado’ a los conductores que se incorporan desde el centro de Vilarchán hacia esta zona. En el tramo se han pintado dos nuevos ‘stop’ con línea continua que impiden la maniobra que hacían los vecinos a diario. El resultado, descontento general en el pueblo y en el sector del transporte de viajeros.

Comentarios