Detenidos tres extranjeros tras atracar y golpear a un comerciante en Seixo

Varios policías nacionales inspeccionan el establecimiento en el que se produjo el atraco, minutos después de los hechos. álvaro agulla
photo_camera Varios policías nacionales inspeccionan el establecimiento en el que se produjo el atraco, minutos después de los hechos. álvaro agulla

Tres jóvenes extranjeros de entre 20 y 30 años fueron detenidos ayer en Pontevedra después de atracar y golpear a un comerciante en la parroquia de Seixo. El empresario marinense Sebastián Rosales Pérez sufrió varias heridas, aunque tras las correspondientes curas en el Centro de Salud de Marín volvió a su domicilio.

La Policía Nacional logró interceptar a los atracadores, un rumano, un lituano y un ecuatoriano en el acceso a la autopista en dirección a Vigo. Además, los agentes recuperaron todos los efectos robados que, a última hora de la tarde ya estaban en manos de su propietario.

Los hechos se produjeron en torno a las 12.00 horas, cuando un individuo entró en la antigua Relojería Aguete, actualmente un establecimiento de venta menor de diversos artículos, situada un poco más arriba de la Capilla Evangélica de Seixo, y simuló que quería hacer una compra.

A continuación, entró un segundo hombre armado con un cuchillo que intimidó al empresario y le golpeó cuando este reaccionó e intentaba salir de la tienda, lo que hizo que se cayese sobre una vitrina, con cuyo cristal se hizo diversas heridas. Los atracadores aprovecharon para llevarse joyas de oro y plata, así como el dinero que había en la caja y la cartera del propietario.

En el exterior le esperaba un tercer implicado en un coche, en el que huyeron en dirección a Pontevedra. La Policía Nacional puso en marcha un dispositivo en cuanto conoció lo ocurrido y una de sus patrullas logró interceptar el vehículo en la entrada a la autopista AP-9 en dirección a Vigo, procediendo a la detención de los tres y recuperando el botín.

Mientras, el comerciante fue atendido por unos vecinos y minutos más tarde se desplazó al Centro de Salud de Marín por indicaciones de la Policía Nacional, donde le hicieron algunas curas y regresó a su casa. El comerciante sufrió algunos golpes en la cabeza, magulladuras y algunos cortes.

Además, la Policía Científica se desplazó hasta la joyería para obtener todas las pruebas posibles, entre ellas recogieron el cuchillo empleado por los atracadores, según indicó un familiar del comerciante afectado. Las tareas se prolongaron durante bastante tiempo con el objetivo de no dejar ningún cabo suelto.

Largo interrogatorio

Los tres detenidos, un rumano, un lituano y un ecuatoriano, no pasarán a disposición del Juzgado de guardia de Marín al menos hasta hoy. La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional de Pontevedra procedió a interrogarlos durante toda la tarde de ayer y continuaba con esta tarea al cierre de esta edición.

El objetivo de este largo interrogatorio, que incluso podría seguir hoy, es determinar si están relacionados con otros hechos delictivos en la zona o en la provincia, así como si pertenecen a alguna banda organizada, teniendo en cuenta la violencia con la que actuaron y su ‘modus operandi’.

''Entraron pegando'', indicaba un familiar del comerciante atracado poco después del suceso, de modo que no tuvo opción a entregarle lo que los atracadores venían pidiendo sin tener que sufrir daños físicos.

El atraco, además, generó una importante conmoción tanto en Seixo como entre los comerciantes del municipio, cuyos propietarios se solidarizaron inmediatamente con su compañero por lo sucedido, al tiempo que condenaron la acción y reclamaron que la Justicia sea ejemplar para tratar de evitar este tipo de sucesos.

Comentarios