Detienen a tres jóvenes que viajaban en el coche que mató a un arousano

La colaboración ciudadana está jugando un papel determinante para esclarecer las circunstancias que rodearon el atropello mortal sufrido por Manuel Abalo Moraña durante la madrugada del sábado 11. Las últimas pesquisas realizadas por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía concluyeron con el arresto de tres jóvenes que acompañaban a Pablo Bouzas González cuando lo arrollaba en un paso de petones de la avenida de A Mariña, a los mandos de un Audi A-4.

Las detenciones fueron realizadas durante la mañana de ayer, y después de haber prestado declaración en el Xulgado de Instrucción número 2, fueron puestos en libertad con la obligación de presentarse cuando sea requerida su presencia y la imputación de un presunto delito de encubrimiento. Sus identidades responden a las iniciales D.G.Q., de 20 años, R.P.S. (27) y J.M.P.M., de 25 años

Haber huido del lugar sin atender a la víctima supondrá para el conductor verse ante la tesitura de estar acusado de un delito de omisión de socorro, que no puede imputarse a sus compañeros, pero sí el de tratar de evadir sus responsabilidades cuando vieron volar el cuerpo de la víctima después de sufrir el impacto y no acudir a las dependencias policiales para exponer sus versiones una vez que se confirmó el fallecimiento de Manuel Abalo, el domingo por la tarde.

Aunque se trata del primer atropello mortal en más de una década, la preocupación que generó este caso está propiciando que el Concello y la Autoridade Portuaria se planteen la posibilidad de establecer la dirección única en esta avenida, realizando la misma modificación, aunque en sentido contrario, en la calle paralela que discurre por los terrenos portuarios.

Comentarios