miércoles. 30.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 30.09.2020
El tiempo

Las duchas como elementos funcionales y estéticos en tu baño

Aunque solemos dejar olvidado el diseño de la sala de baño porque consideramos que son muy complejas las reformas que hay que hacer para cambiar su estampa, hay algunos elementos que son muy fáciles de sustituir y así darle un cambio considerable a todo el ambiente. 

Unas de las más funcionales y estéticas son la sustitución de los platos de duchas y cambiar esa vieja cortina por una cristalina y luminosa mampara. Ambos elementos podrán darle un aire moderno a tu baño, al tiempo que estarás adquiriendo sistemas de calidad y durabilidad. 

Los platos de ducha son económicos y duraderos

Los platos de ducha son superficies higiénicas, estéticas y con características seguras. Lo mejor de todo es que son económicos, se adaptan a todos los espacios y tamaños y sus materiales son de alta resistencia y durabilidad. 

Aunque hay de tamaños estándares, adquirir una ducha a medida seguramente será la opción más acertada y si lo que quieres es sustituir la bañera, el resultado final será un baño más luminoso, amplio y pulcro. 

Al contrario de lo que muchos suelen pensar, los platos de duchas no son costosos, puesto que hay una importante diversidad de materiales para escoger. Las más demandadas del mercado son las de cerámicas, resinas y cargas minerales. 

Cuáles son las ventajas de los platos de ducha

De acuerdo al tipo de material que se escoja, cada una tiene intrínseca sus propias ventajas. Las que están hechas de piedra natural son antideslizantes y sus acabados son muy atractivos y exclusivos. Además son resistentes a los productos de limpieza. 

Los platos de ducha fabricados con resina ofrecen una variedad de diseños, colores y texturas para escoger el que más te guste, pero además, son económicos, higiénicos, cálidos al tacto y resistentes a golpes y rayaduras. 

Los platos de ducha de cerámica son unos de los más buscados. Sus acabados son brillantes, por lo que brindan una mayor sensación de limpieza y luminosidad. Igualmente son resistentes a productos de limpieza que pueden ser abrasivos en otros tipos de materiales y su acabado es muy detallado e inalterable a pesar del tiempo. 

Las mamparas de ducha aportan amplitud e iluminación a tu baño

Sería un gran error cambiar tu plato de ducha y no pensar en revestir el espacio con mamparas de ducha. Ambos elementos son la combinación perfecta para obtener un ambiente totalmente renovado en tu baño. 

Estas puertas ofrecen la ventaja de crear una sensación de amplitud en el espacio y permiten que entre mejor la luz, por lo que son la opción ideal para baños de tamaño reducido. Al igual que los platos de ducha, estas vienen en algunos tamaños estándares, pero lo común es solicitar una hecha a medida. 

Por otro lado, existen varios tipos de mamparas que involucran el sistema de cierre y acceso. Tenemos: 

  • Mamparas correderas
  • Mamparas abatibles
  • Mamparas plegables 
  • Mamparas fijas. 

La elección de cualquiera de estas dependerá de la forma cómo ha sido colocado el plato de ducha, de la distribución, el tamaño del baño y del presupuesto. 

Se pueden clasificar de acuerdo a su forma, por lo que también podemos elegir entre mamparas de duchas frontales, angulares y semicirculares o curvas. 

Las frontales son las que se instalan de pared a pared y por lo general, toman las mismas medidas del plato de ducha. Las angulares cierran el plato en una esquina y la intención de su forma se basa en ofrecer un espacio cómodo de acceso. 

Las fijas, que ya habíamos mencionado, son unas de las más buscadas hoy en día. De alguna manera se han convertido en tendencia de diseño y decoración porque resultan muy cómodas y elegantes. Se trata de dejar un espacio completamente abierto hacia la ducha, dejando solo cubierto el área de la grifería para evitar salpicaduras de agua. Además, son las más económicas ya que, entre otras cosas, no necesitan instalaciones de sistemas adicionales de apertura y cierre de las láminas. 

Por último tenemos las curvas que se componen por 4 hojas de vidrio templado (dos de ellas fijas). Son mamparas con un diseño muy particular y su elección dependerá de la forma cómo has dispuesto todos los elementos de tu baño. Son originales y exclusivas, aportan una estética interesante y no dejan de ser funcionales.

Las duchas como elementos funcionales y estéticos en tu baño