El abogado de Porto le pide que no participe en la reconstrucción

José Luis Gutiérrez Aranguren, el abogado de Rosario Porto, la madre de la niña hallada muerta en una pista forestal de un municipio próximo a Santiago, ha dicho que esta misma mañana aconsejará a su patrocinada que no participe en reconstrucciones "ni en ninguna otra diligencia".

A la salida de los juzgados, en el barrio compostelano de Fontiñas, donde se ha reunido con el instructor José Antonio Vázquez Taín quien solicitó la presencia de Porto y Basterra en Santiago para realizar una reconstrucción del crimen, ha señalado que su cliente se encontraba en el cuartel de la Guardia Civil en Cancelas, muy cerca, y ha añadido que por lo que parece han acudido a la capital gallega en un "viaje de paseo".

Si Porto sigue su recomendación, ha puntualizado Aranguren, no se "prestará a hacer" reconstrucción alguna para contrastar absolutamente nada, y tampoco cualquier otra pericia, hasta que se levante el secreto de sumario "y tenga todos los datos" referentes a de qué se le acusa.

"Si yo no sé los cargos, no tengo por qué darle pistas al juez. Si (Porto) me hace caso a mí, no va a ir", ha apostillado Aranguren a los medios de comunicación.

Preguntado por Alfonso Basterra, ha indicado el letrado que no le notifican la parte que le afecta al exmarido de su clienta.

El abogado también señaló que existe una ''mano negra'' que filtra ''datos falsos'' así como intentará averiguar de quién se trata.

José Luis Gutiérrez Aranguren, que defiende a Porto, y la abogada Belén Hospido, que asiste a Basterra, han presentado esta semana sendos recursos de apelación en los que se pide, por separado, la excarcelación de sus clientes al entender que el auto de prisión emitido por el juez en un inicio no estaba "motivado" y causaba indefensión.

El cuerpo sin vida de Asunta Yong Fang, la pequeña de origen chino a la que adoptaron cuando todavía no tenía un año y que habría cumplido 13 el lunes 30, fue localizado por dos viandantes sobre un talud y fuentes cercanas al caso han dicho que, si bien el cadáver se halló a la una y cuarto de la madrugada del domingo, día 22 de septiembre, la víctima falleció el sábado 21, presumiblemente tras ser sedada y asfixiada.

El magistrado José Antonio Vázquez Taín, que este jueves envió a las partes una nueva providencia motivada, decretó el pasado día 27 el ingreso en la cárcel de los progenitores de la pequeña, imputados por la presunta comisión de un delito de homicidio, con la posibilidad de elevar esta calificación a "asesinato".

Ambos han negado ser los autores del crimen.

Comentarios