El alcalde de Sant Boi declara hoy ante el Tribunal Supremo

El alcalde de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), el socialista Jaume Bosch, declarará hoyen el Tribunal Supremo en el marco de la operación Campeón -sobre supuesta corrupción en subvenciones públicas-, después de que el empresario Jorge Dorribo haya asegurado que el ex ministro José Blanco utilizó su influencia ante este Ayuntamiento.

El juez que instruye el caso Campeón en el Supremo, José Ramón Soriano, que investiga a Blanco por presunto cohecho y tráfico de influencias, ha adelantado a este lunes la declaración de Bosch, inicialmente prevista para el día 29, para evitar las complicaciones de comunicaciones y transportes que ese día puede ocasionar la huelga general.

Según la declaración de Dorribo, que asegura haber pagado 200.000 euros a Blanco a cambio de que hiciera gestiones en favor de sus empresas, el entonces ministro de Fomento medió para que el Ayuntamiento de Sant Boi concediera al vicepresidente de la empresa Azkar, José Antonio Orozco, una licencia para construir una nave industrial en ese municipio.

Una acusación que ha desmentido el propio Blanco ante el Supremo, así como el ex secretario de Estado de Transportes Isaías Táboas y el exdirector del gabinete ministerial Javier Hurtado, que aseguraron que no realizaron gestiones para acelerar esa licencia.

VINCULADO EN CIERTAS LLAMADAS Y MENSAJES

En la documentación remitida al Supremo por el Juzgado de Lugo que instruye el sumario, se incluye la transcripción de llamadas y mensajes de teléfono móvil en las que se menciona al alcalde de Sant Boi.

En una de las conversaciones que tuvo lugar el 30 de diciembre de 2010, Orozco pregunta al ministro cómo puede entrar en contacto con Jaume Bosch, ya que estaba interesado en instalar una planta en esa localidad, conversación que fue grabada por orden del Juzgado de Lugo y que aparece en el sumario del caso.

"¿El alcalde es nuestro?", pregunta Blanco, que después de recibir la confirmación de que Bosch pertenece al PSC se compromete a concertar una cita para Orozco: "Te hago una gestión y te recibe (...) No hay ningún problema".

En la transcripción de otra conversación intervenida por Vigilancia Aduanera, que Orozco mantuvo con una persona no identificada el 10 de febrero de 2011, el vicepresidente de Azkar comentó a un amigo, después de conseguir entrevistarse con el alcalde, que "siempre es bueno tener un amigo en el Gobierno". "Ayer estuve con el alcalde de Sant Boi, en el aeropuerto de Barcelona, que es donde estamos haciendo la nave (...) Y me puso en la cita: nos han dado todo tipo de facilidades, eh... bueno, siempre es bueno tener un amigo en el Gobierno de tu país", dice Orozco.

En esa misma conversación Orozco comenta con su amigo que a veces se reúne con Blanco, pero que procura no quedar con él "en ningún sitio de... así pues... notorio, donde se nos pueda ver". "Entonces siempre quedamos en lugares de poco tránsito (...) Y él me va arreglando cosas", añade el empresario.

No obstante, cuando Orozco declaró en el Supremo el pasado día 8 negó haber recibido ningún trato de favor por parte de Blanco y aseguró que su relación era una relación normal de amistad y administrativa.

OTRAS DECLARACIONES

Además de Bosch, el martes declararán en el Supremo como testigos María Isabel Fernández Pena y Marta Andón Castrillo, empleadas de la farmacéutica Laboratorios Nupel, propiedad de Dorribo. Para el miércoles, Soriano ha citado también a declarar en calidad de testigos a otros dos empleados de Nupel, José Amador Fernández Rodríguez y a Jennifer Álvarez.

Comentarios