domingo. 15.12.2019 |
El tiempo
domingo. 15.12.2019
El tiempo

El Banco Popular asegura que no acudirá a la ayuda europea

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha asegurado hoy que la entidad que preside no acudirá a la ayuda de hasta 100.000 millones de euros aprobada el sábado por la Unión Europea para recapitalizar la banca española.

Así lo explicó Ron en su respuesta a los accionistas que intervinieron en la Junta celebrada hoy, aunque ya lo había dejado entrever en su discurso, en el que destacó que esta ayuda debería dar "tranquilidad a los mercados, a los depositantes y a los accionistas".

Ron se refirió asimismo al plan de negocio del Banco Popular para 2012 y 2013, que prevén cumplir en dos años tras la fusión con el Banco Pastor, sin "ayudas públicas" y que les permitirá elevar la cobertura de los préstamos inmobiliarios -incluidos los sanos- hasta el 43 %. Con esto, la entidad podrá cumplir "con los cambiantes requerimientos de capital vigentes hoy", tanto europeos (EBA) como españoles, relativos al capital principal, dijo Ron.

En cuanto al crédito europeo a la banca, Ron recordó que "el Gobierno centra las principales necesidades de capital en un 30 % del sector financiero, que ya ha recibido ayudas públicas", y afirmó que "deberíamos haber empezado el proceso por esto, sin contaminar a las entidades sanas".

BANKIA, ''EL DETONANTE'' DE LA ÚLTIMA ETAPA DE LA CRISIS

La "ultimísima fase de la crisis ha tenido como detonante la situación de una entidad grande -en alusión a Bankia- y a sus enormes necesidades de capital y la aparente incapacidad para abordarla por sus propios medios". "Ahora lo que pedimos es que se acabe cuanto antes con la incertidumbre generada por la valoración independiente" del sector financiero, en alusión a los informes que deberán presentar en breve las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger.

Sobre la petición de apoyo financiero, Ron explicó que la cifra solicitada y la modalidad de financiación adoptada -que excluye según el Gobierno, cualquier condicionalidad adicional para el país, tanto en términos de nuevas reformas, como de ajustes fiscales y otros de carácter macroeconómico-, debería tranquilizar al mercado. En este sentido, se quejó Ron de la fuerte influencia que ejercen en el mercado "las percepciones y quienes contribuyen a crearlas" mediante "eslóganes e informaciones poco cualificadas", que "caen en estereotipos o en caricaturas poco acordes con la realidad objetiva".

Respecto a la integración con el Banco Pastor, adquirido el año pasado, Ron dejó claro que se está haciendo con "el máximo respeto a las personas" en estos momentos tan difíciles y recordó que la intención es prejubilar y jubilar a 350 personas en la entidad gallega (800 en todo el grupo) este año. "Es preciso reconocer que la imagen y el crédito de España atraviesan un momento muy bajo, y ello se refleja en que el foco de la atención mundial está puesto en nuestro país, cuando habría que mirar con la misma o mayor atención -y preocupación- a otros de nuestra misma zona económica", dijo.

MEDIDAS DE LA ENTIDAD
Asimismo, los accionistas del Popular aprobaron por unanimidad todos los puntos previstos en el orden del día, entre ellos la reducción de seis a cuatro años del mandato de los consejeros, así como las ampliaciones de capital necesarias para el pago de los dividendos de la entidad en acciones.

También aprobaron el nombramiento como consejero dominical del presidente del Banco Pastor a José María Arias, así como de la Fundación Barrié de la Maza, y la reelección de Luis Herrando y Elena Reboredo como consejeros independientes.

La Sindicatura de Accionistas del Banco Popular fue reelegida, asimismo, para un nuevo mandato en el Consejo, así como Francisco Aparicio Valls, que renueva como consejero ejecutivo. "Son, sin duda, momentos duros. Momentos para afrontar nuevos retos y transformarlos en grandes oportunidades", dijo Ron, que dejó claro que la entidad cree en España y asume su "papel de liderazgo en la reconfiguración del sector". "Es el momento de crecer con prudencia, de aprovechar las oportunidades para hacernos más fuertes y solventes".

El Banco Popular asegura que no acudirá a la ayuda europea
Comentarios