Miércoles. 20.02.2019 |
El tiempo
Miércoles. 20.02.2019
El tiempo

El BNG rechaza la supresión de los Juzgados de Paz y los Registros Civiles

Antón Rosales, Beatriz Riobó, Daniel Rodas, Pilar Blanco, Xosé Leal, Tomás Boullosa y Ramón Nogueira (Foto: Cecilia Martínez)
Antón Rosales, Beatriz Riobó, Daniel Rodas, Pilar Blanco, Xosé Leal, Tomás Boullosa y Ramón Nogueira (Foto: Cecilia Martínez)

O MORRAZO. Representantes de las distintas agrupaciones locales del BNG en la comarca de O Morrazo presentaron ayer una moción elaborada por el grupo nacionalista de rechazo a la propuesta del Gobierno del Estado relativa a la supresión de los Juzgados de Paz y a la asunción por parte de los Registros de la Propiedad y a las notarías de las funciones de los Registros Civiles.

En un acto presidido por el diputado Daniel Rodas y por la nueva responsable comarcal del Bloque, Pilar Blanco, la formación explicó que, con esta moción, el BNG pretende que los gobiernos municipales en la comarca se posicionen frente a las pretensiones del Gobierno estatal en este sentido.

Además, incidió en la importancia de que la ciudadanía esté informada de las consecuencias de la aplicación de esta ley, "que suporá un novo recorte nos seus dereitos".

En su escrito, el BNG pide instar al PP a la inmediata retirada de este anteproyecto de ley y también a la Xunta de Galicia la que demande del Gobierno central el mantenimiento de los Juzgados de Paz, así como la que se garantice la gratuidad de las funciones que prestan los Registros Civiles.

Daniel Rodas explicó que las medidas recogidas en el borrador de la Ley Orgánica supondrían que los concellos de Marín, Cangas y Moaña quedaran sin registro civil, y Vilaboa y Bueu sin juzgado de paz. "Ademais de ter que trasladarse a Vigo ou Pontevedra para xestións que agora se fan ao lado da casa, os cidadáns terán que pagar para servizos que ata o de agora eran públicos, como a expedición de certificacións de matrimonio, divorcio, cambios de nome e apelidos, defuncións ou peticións de nacionalidade. Un simple certificado pasaría a custar como mínimo 20 euros", señaló.

La portavoz marinense, Pilar Blanco, afirmó que los concellos de la comarca "deben definirse e actuar con contundencia ante unha ameaza como esta por parte do PP. Non é admisible dar a calada por resposta ante a pretensión de deixar en mans de rexistradores da propiedade un servizo público, que pasará a ser de pago e que deixará a toda a comarca sen esta prestación. Por non falar de que entidades privadas como son os rexistradores da propiedade pasarían a manexar datos persoais, o cal é moi cuestionable", señaló Blanco.

El BNG rechaza la supresión de los Juzgados de Paz y los Registros...
Comentarios