viernes. 30.07.2021 |
El tiempo
viernes. 30.07.2021
El tiempo

El Cine Rías Bajas revive para dar su último adiós a Cacabelos

El acto contó con la participación de la Coral de O Grove y congregó a numerosas personas en el cine que Cacabelos fundó en 1968
El acto contó con la participación de la Coral de O Grove y congregó a numerosas personas en el cine que Cacabelos fundó en 1968
La sala abrió este domingo sus puertas para acoger un emotivo acto en memoria del División Azul

Las puertas del Cine Rías Bajas, situado en pleno corazón del casco urbano de Sanxenxo, reabrieron este domingo sus puertas para despedir a su fundador. La familia de Camilo Gonzalo Cacabelos Oubiña, fallecido el pasado sábado a los 99 años de edad, decidió rendir a su allegado un homenaje póstumo al que no faltaron numerosos vecinos y amigos. La sala de proyecciones, fundada en 1968, volvió a llenarse como en sus mejores tiempos, aunque en esta ocasión los asistentes no acudían con la idea de disfrutar de una película, sino de presentar sus respetos al último superviviente de la División Azul que combatió con los nazis en el frente ruso durante la II Guerra Mundial.

Después de velar su cadáver en el tanatorio municipal, en O Vinquiño, durante la jornada del sábado, la familia de Gonzalo Cacabelos decidió abrir las puertas del ‘Rías Bajas’ para celebrar un sencillo acto, en el que uno de sus hijos, Isidro Cacabelos, pronunció un breve pero emocionante discurso sobre la vida de su padre. Isidro recordó que la labor del fundador del cine de Sanxenxo y del ya desaparecido Gondariño, en Portonovo, resultó muy valiosa para el ejército alemán, que llegó a otorgarle la Cruz de Hierro de Primer Grado. Fue el general Kleffer quien le entregó esta distinción, después de que su trabajo como responsable de comunicaciones resultase decisiva para que los nazis se alzasen con la victoria en una de las numerosas batallas que tuvieron lugar en territorio ruso.

ENTREVISTA PARA RUSIA. Las hazañas de Cacabelos también se recuerdan todavía en territorio soviético. Prueba de ello es que un periodista de aquel país entrevistó al División Azul apenas unos meses antes de su muerte, tal y como recordó, emocionado, su hijo Isidro.

Faltaban pocos minutos para las 17.00 horas cuando el coche fúnebre que trasladaba el cuerpo de Gonzalo Cacabelos aparcó en la entrada del ‘Rías Bajas’. Poco después, eran ya decenas las personas que ocupaban las butacas de la sala. El féretro del excombatiente y empresario descansaba justo delante de la gran pantalla, donde lucía un enorme crespón negro. Las muestras de cariño de los asistentes hacia los familiares del fallecido fueron una constante durante toda la tarde.

En el acto también participó la Coral de O Grove, que protagonizó uno de los momentos más emotivos de la jornada al entonar una salva marinera. Posteriormente, los restos mortales de Gonzalo Cacabelos fueron trasladados al cementerio municipal, en Fontoira (Padriñán), donde ya descansan desde última hora de la tarde del domingo. La familia informa de que este lunes por la tarde, a partir de las 18.00 horas, se celebrará una misa en su memoria en el Templo Nuevo.

El Cine Rías Bajas revive para dar su último adiós a Cacabelos
Comentarios
ç