sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

El Concello quiere incluir la ampliación de las aceras en la reforma de A Barca

Operarios reparando el puente tras los temporales del pasado invierno
Operarios reparando el puente tras los temporales del pasado invierno
Mosquera demanda la reducción del espacio reservado para el tráfico para mejorar la movilidad peatonal, aún manteniendo la doble dirección ►Poio considera que el arreglo "é unha boa noticia" a la espera de conocer el proyecto

El Concello capitalino quiere participar en el diseño de la reforma del puente de A Barca, el segundo viaducto más veterano de los que sobrevuelan el Lérez y el que más sufre la virulencia de los temporales.

Según avanzó Diario de Pontevedra el pasado fin de semana, la Xunta ha decidido ampliar el presupuesto previsto para la intervención para llevar a cabo una actuación más ambiciosa y duradera. De entrada, la Administración autonómica contempla el arreglo de las partes dañadas de los pilares, pero también importantes modificaciones estéticas en el resto del viaducto para poner en valor la estructura.

Ahora mismo hay varios diseños encima de la mesa. Algunos mantienen la actual cubierta con una apariencia similar y otros cambian sustancialmente el aspecto del puente para convertirlo en una infraestructura similar al viaducto de As Correntes.

A falta de conocer la propuesta seleccionada, el concejal de Ordenación do Territorio, César Mosquera, hizo este lunes público el interés del Consistorio en participar en el diseño definitivo. El edil subraya la conveniencia de aprovechar la obra para mejorar la canalización de las pluviales y, sobre todo, para reducir el espacio destinado al tráfico rodado. Esto permitiría ampliar las aceras, aún manteniendo el doble sentido.

El Concello sigue siendo partidario de anular uno de los carriles y peatonalizar el resto del viaducto. "A nosa opinión é a que é. Esa ponte exerce como rúa peonil entre Pontevedra e A Caeira e a zona baixa de Poio. Hai un tránsito continuo de peóns e cremos que se debería potenciar, porque cada vez o utiliza máis xente e probablemente sería utilizado por máis cidadáns se se peonalizara. Nembargantes, a ponte non é nosa e non só afecta ao noso concello, por iso pensamos que, alomenos, debería mellorarse a parte peonil", señala el nacionalista.

El Concello quiere participar en el diseño de la reforma del puente, para el que también propone mejorar la canalización de pluviales

La Consellería de Infraestruturas de la Xunta de Galicia no cierra las puertas a la peatonalización de uno de los carriles, pero considera que no se puede llevar a cabo mientras no se ejecute alguna alternativa para canalizar el tráfico que se suprima en A Barca. La opción más avalada hasta la fecha y que, precisamente, demanda el Concello de Poio es la construcción del vial proyectado entre la carretera de Vilagarcía y la zona de O Vao. El escollo es la financiación. Por lo de pronto, esta obra carece de presupuesto consignado.

DAÑOS CONFIRMADOS. Según la información que le ha trasladado la Administración autonómica al Concello pontevedrés, la base del viaducto está en buenas condiciones, por lo que la reforma contemplaría en este punto en leves trabajos de saneamiento de las partes que presentan algún desperfecto. El grueso de la actuación se centraría, según le han comunicado a Mosquera, en la cubierta, cuyos apoyos están seriamente dañados. "Non tiveron o mantemento necesario, aínda que, se se tiveran realizado traballos deste tipo, tampouco estarían moito mellor. Teñen 25 anos e están feitos de chapado de madeira, que co paso do tempo empodreceu", explica.

El estado de la cubierta suponía un riesgo para los peatones a principios de año (cuando todavía no se habían ejecutado las reparaciones). Así lo puso de relieve el propio Concello en un informe realizado tras los temporales del pasado invierno, que provocaron que algunas de las chapas salieran disparadas. El documento, redactado por el jefe del Servizo de Extinción de Incendios, Miguel Estévez Prado, también incidía en que los elementos de iluminación de las marquesinas estaban "deteriorados" y en que las piezas metálicas de la cubierta presentaban un "estado inestable".

Mosquera apunta que no se trata de unos desperfectos surgidos a causa de las borrascas del pasado invierno, sino que la situación de A Barca se debe a un deterioro progresivo. "Isto non é de agora, hai anos que voan as chapas". En su opinión, la reforma propuesta por la Xunta "é unha actuación lóxica e necesaria". Por este motivo, confía en que "se execute canto antes".

"BOA NOTICIA". El alcalde de Poio, Luciano Sobral, apuntó que la reforma es "unha moi boa noticia para Poio", aunque optó por mostrarse cauto en cuanto al análisis de los detalles de la obra, "mentres non nos chamen para sentarnos e nos expliquen en que consiste". El regidor recordó que "a metade da ponte é de Poio e incluso o mantemento da iluminación da mesma". Respecto a las características del proyecto, señaló que "a reforma sobre a pasarela, para que a xente poida ir andando de xeito seguro, e sen paraugas, é unha gran noticia". Al respecto de la decisión de no modificar el tráfico "non podemos estar de acordo. Igual somos pesados, pero nós insistimos na necesidade de reformar o nó de Bombeiros, o vial do Vao e, despois, o sentido único da ponte", apuntó.

El portavoz del PP, Ángel Moldes, señaló que el anuncio de que se actuará en el viaducto "é un paso importante" y señaló que "é imposible actuar sobre o tráfico se antes non se resolve o colapso no nó de Bombeiros con actuacións como pode ser a realización dun punto de saída da AP-9 no carril de acceso á autopista, que facilitaría a distribución do tráfico".

En cuanto al PSOE de Poio, Gregorio Agís, edil de Urbanismo, deseó que la mejora "sirva para que a ponte deixe de ser vista como unha barreira polas persoas que van a pé entre Poio e Pontevedra" y que "a solución fora dialogada cos concellos".

El Concello quiere incluir la ampliación de las aceras en la...
Comentarios