Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

El decreto de viviendas de alquiler turístico divide al Gobierno de Sanxenxo

El Salón de Plenos se volvió a quedar pequeño ante la presencia de afectados, hosteleros y trabajadores
El Salón de Plenos se volvió a quedar pequeño ante la presencia de afectados, hosteleros y trabajadores
Los votos en contra del Partido Popular y la abstención de SAL echaron abajo una moción del PSOE en la que se solicitaba a la Xunta la retirada del borrador

El borrador del decreto propuesto por la Xunta de Galicia para regularizar el alquiler de viviendas en clave turística centró buena parte del debate plenario de este lunes y dejó patente que las posturas de los tres grupos del tripartito no coinciden en este tema. Una moción presentada por la socialista Coral González-Haba, en la que proponía a la Corporación que exigiese a la Administración autonómica la retirada del documento e iniciar un nuevo proceso donde se tuviese en cuenta a los propietarios de estos inmuebles, solo recibió el respaldo del BNG y del independiente Roberto Carlos Agís. El Partido Popular votó en contra, mientras que los ediles de SAL optaron por la abstención.

De nada sirvió la intervención inicial de la presidenta de la Asociación de Vivendas Turísticas de Galicia (Aviturga), Dulcinea Aguín, a quien el alcalde, Gonzalo Pita, cedió la palabra al inicio del Pleno. "Defendemos a existencia dun regulamento, pero que sexa xusto e teña en conta aos propietarios", indicó la líder del colectivo, que, aunque nació en Sanxenxo, representa a afectados de toda la Comunidad Autónoma. En la misma línea se expresó Coral González-Haba, que aseguró que "da la sensación de que el borrador del decreto busca la eliminación de esta actividad, de la que viven numerosas familias en nuestro municipio".

El popular Marcos Guisasola se ofreció a interceder para lograr una reunión entre Aviturga y la Secretaría Xeral de Turismo

Sus argumentos encontraron el apoyo del BNG, cuyo portavoz, David Otero, recordó que "as orixes do sector turístico local están no aluger de vivendas particulares". Roberto Carlos Agís también rompió una lanza a favor de esta propuesta que, en cambio, se topó con el rechazo del PP. El popular Marcos Guisasola se ofreció a interceder para lograr una reunión entre Aviturga y la Secretaría Xeral de Turismo, pero matizó que "la moción presenta cierta demagogia, ya que no es cierto que se consultase únicamente a la hostelería a la hora de impulsar el borrador". Además, subrayó que "no se busca eliminar una actividad, sino crear la figura de la vivienda de uso turístico". Por último, negó que los requisitos para lograr esa catalogación sean "de difícil cumplimiento", como aseguraba la moción del PSOE.

Por su parte, el edil de Turismo, Jesús Sueiro, razonó la abstención de SAL indicando que "neste decreto terán cabida a maioría das vivendas de uso turístico". Aunque reconoció que el documento "podería ser máis claro nalgúns aspectos", puntualizó que "unha cousa é solicitar a súa revisión e outra a súa retirada". Pita respaldó la intervención de su compañero de partido apuntando que el borrador “é válido e aproveitable”.

Entre los asistentes se encontraban numerosos afectados, así como hosteleros y parte del personal municipal. El PP y Agís volvieron a aliarse para aprobar una moción del edil no adscrito, en la que se insta al Gobierno local a que agilice las negociaciones del convenio colectivo de los trabajadores del Concello y de las firmas públicas. Precisamente, este martes se dan a conocer los resultados de la auditoría externa contratada para analizar la situación de los departamentos.


El decreto de viviendas de alquiler turístico divide al Gobierno de...
Comentarios