Sábado. 15.12.2018 |
El tiempo
Sábado. 15.12.2018
El tiempo

El centro de divulgación de Castrolandín estará en breve diseñado y a la espera de Patrimonio

La nueva sede estará situada en un edificio que albergó el servicio de correos y telégrafos
La nueva sede estará situada en un edificio que albergó el servicio de correos y telégrafos
El Concello de Cuntis destinará la planta baja del edificio a exposición y taller de cerámica

Diseñar un espacio en el que sea posible contemplar las piezas de cerámica elaboradas teniendo como punto de partida los fragmentos hallados en el yacimiento de Castrolandín (Cuntis) y que permite, al mismo tiempo, que los visitantes puedan contemplar el trabajo de restauración que lo hace posible son los dos objetivos que persigue el proyecto de acondicionamiento del edificio donde se encontraba la sede de correos y telégrafos de la localidad, de cuya elaboración se encarga el arquitecto David Álvarez, de Vilagarcía. "Más que un centro de interpretación, puede decirse que es de divulgación", expone.

La planta baja se destinará a la exposición y al taller. El sótano será dedicado a dependencias de almacén y las oficinas estarán situadas en la primera. El edificio, que fue comprado por la Diputación en abril de 2015 por 80.000 euros, tiene 270 metros cuadrados, una superficie que no variará una vez finalizadas las obras.


El edificio que albergará la exposición fue comprado por la Diputación en abril de 2015 por 80.000 euros


El desarrollo de esta iniciativa está pendiente de un informe que deberá realizar la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia porque la altura de la primera planta es muy escasa y la pretensión del Concello de Cuntis es elevar el techo dos metros en la fachada situada en el atrio de la iglesia parroquial. Esta reforma no implicaría que cambiase la altura del edificio porque solo afectaría a uno de sus laterales, agrega Álvarez. Si el dictamen fuese positivo, la zona destinada a oficinas tendría una superficie de 80 metros cuadrados, mientras que, en caso contrarío, se reduciría a aproximadamente la mitad.

La planta baja será diáfana y dividida en dos áreas: el espacio destinado a la exposición de los elementos cerámicos, que estará en la zona más próxima a la puerta, y el taller. Además de dotar de más amplitud el centro de interpretación, con respecto al actual, la mayor superficie también permitirá realizar un mejor ordenamiento de su contenido.

El edificio está construido a principios del siglo XX y será necesario proceder a su vaciado interior. Las paredes se mantienen y deberán ser sometidas a un proceso de saneamiento cuyas características serán determinadas una vez que un estudio permite saber qué tipo de patologías pueden sufrir después de varias décadas de abandono.

El piso de la primera planta será de madera de tono oscuro, que sustituirá a la actual. Una vez aislado el edificio, las paredes serán revestidas y el color que está previsto darle es blanco para aprovechar al máximo la luz solar.

En el anteproyecto que elabora David Álvarez también figura la instalación de un ascensor, porque lo exige la normativa vigente aunque las dependencias del sótano y la primera planta no estén destinadas a uso público. A finales de la próxima semana, o en los primeros días del mes de mayo, estará dibujada la propuesta, que incluirá los cambios solicitados por el Concello. Después habrá que esperar el visto bueno de Patrimonio.

El centro de divulgación de Castrolandín estará en breve diseñado y...
Comentarios