El Ejecutivo egipcio reconoce 57 muertos y 391 heridos víctimas de los enfrentamientos del pasado domingo

El Ministerio de Sanidad egipcio elevó hoy a 57 muertos y 391 heridos el número de víctimas en los enfrentamientos del domingo pasado durante protestas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Las víctimas se registraron en las provincias de El Cairo, Alejandría (norte), Suez (este), Garbiya (norte), Minia (centro), Beni Suef (centro) y Asuán (sur), precisó el jefe del Departamento de Urgencias del Ministerio, Jaled al Jatib, a la agencia de noticias estatal Mena.

Hace dos días, la Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad, que engloba a los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines, organizó manifestaciones en distintas partes del país para pedir el regreso de Mursi, con motivo de la festividad por el cuadragésimo aniversario de la guerra de 1973 contra Israel.

Las protestas derivaron en choques con detractores del presidente derrocado y con las fuerzas de seguridad.

Se trata del mayor estallido de violencia en Egipto desde el pasado 14 de agosto tras el desalojo de las acampadas de los seguidores de Mursi en la capital.

Los islamistas han convocado para hoy concentraciones en las universidades para "condenar la continuación de las masacres" y han pedido a sus seguidores que el próximo viernes acudan a la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo.

Mursi fue depuesto por los militares el pasado 3 de julio, tras multitudinarias protestas que pedían la celebración de elecciones presidenciales a anticipadas los días anteriores.

Comentarios