martes. 30.11.2021 |
El tiempo
martes. 30.11.2021
El tiempo

El fiscal superior reclama una ''Justicia del siglo XXI'' para combatir los delitos complejos como la corrupción

El fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, ha reclamado hoy en comisión parlamentaria una "Justicia del siglo XXI" para combatir los delitos más complejos, entre ellos los económico-financieros y la corrupción.

Varela presentó ante la Cámara la Memoria de la Fiscalía de 2013, en la que se recoge que solo un "exiguo" 5,53 por ciento de los procedimientos penales tramitados en Galicia rematan en sentencia, y también que se ha registrado un "patrón de criminalidad" en el que predominaron los delitos contra la seguridad viaria (48% de los sentenciados), delitos patrimoniales (15%) y los de lesiones (13%).

El fiscal superior resaltó en sus conclusiones la "excesiva duración de los procesos" en el combate de los delitos complejos, que no se pueden juzgar con los "medios convencionales", e hizo una especial referencia a los casos de corrupción, donde "uno de los mayores problemas" es la inexistencia de víctimas concretas o testimonios que denuncien los hechos.

Entre las medidas para hacerles frente, señaló el reforzamiento del estatuto profesional de categorías como secretarios e interventores, así como la creación, que ya propuso en la memoria de 2012, de una unidad o sección independiente dentro del Consello de Contas, y, por último, la elaboración de los planes de prevención.

Según la Memoria de 2013 se registran un total de 184 delitos incoados relacionados con la corrupción, así como 26 escritos de acusación de la Fiscalía, lo que supuso un incremento del 44 por ciento, y 10 delitos fueron sentenciados. De los incoados, los más representativos fueron la prevaricación administrativa (56,52%), el blanqueo de capitales (13,04%) y el tráfico de influencias (12,50%).

Carlos Varela lamentó "la existencia de un sistema penal tradicional lento, poco adecuado y sin experiencia para lidiar debidamente con la criminalidad altamente organizada y sofisticada". Así, consideró que la delincuencia económica y de corrupción tiene características antagónicas con el sistema penal, de manera que la primera es "rápida, informal, creativa, mutante y global", mientras que el segundo es "lento, formal y burocrático".

La socialista Beatriz Sestayo valoró la comparecencia del fiscal, pero dijo que provoca una "frustración posterior", cuando sus propuestas no tienen eco y son "sistemáticamente" votadas en contra por el grupo mayoritario, en lo que calificó de "panorama desolador", al que sumó la situación de libertades y derechos con la aprobación y aplicación de leyes por el Gobierno desde "prácticas totalitarias".

La diputada recordó la comparecencia del fiscal de junio de 2013 en la que expuso algunas de las propuestas que defiende contra la corrupción y resaltó que, desde entonces, la Xunta, a día de hoy, no tomó "ninguna medida" y la comisión de investigación de la corrupción sigue "paralizada".

Por su parte, la representante del PPdeG, Paula Prado, señaló las competencias gallegas en éste ámbito y subrayó el "esfuerzo" que desarrolla el departamento de la Vicepresidencia de la Xunta, de manera que si Galicia en 2009 estaba "tres o cuatro pasos" por detrás, y es pionera entre las Comunidades, e incluso frente al Gobierno central, en la puesta a disposición de la Justicia de los medios tecnológicos más avanzados. De la corrupción, se mostró de acuerdo con el fiscal en la necesidad de prevención, por lo que -dijo- el PP impulsó la comisión parlamentaria sobre este asunto en la que el propio Varela sugirió dotar al Consello de Contas con más competencias.

Apuntó que recientemente se habían reunido el presidente de la Xunta y del PPdeG con el secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, "para alcanzar un gran pacto por la corrupción y se está pendiente de que se escuche a la parte del partido socialista sobre qué tiene que decir" acerca de las medidas que los expertos aportaron a la comisión parlamentaria.

Todas las portavoces de los grupos alabaron la labor de la Fiscalía Superior, de la que la representante de AGE dijo que es una institución próxima a la ciudadanía y a los problemas de la gente.

También se refirieron, como el fiscal, a los delitos más complejos, en el ámbito económico y financiero, que se encuentran en lo que la nacionalista Tareixa Paz consideró un "clamor social", por la "sensación de impunidad" que trasciende de la excesiva prolongación de algunos casos.

En el mismo sentido se manifestó Consuelo Martínez, del grupo mixto, quien remarcó las limitaciones de la Fiscalía y se refirió asimismo al aumento de causas de aforados, una figura que no se emplea para su fin, sino para que los interesados la utilicen para poner trabas a la investigación.

El fiscal superior reclama una ''Justicia del siglo XXI'' para...
Comentarios
ç