Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

El futuro servicio de Radioterapia será usado por 900 pacientes al año

Imagen ilustrativa de un acelerador escogida para el plan
Imagen ilustrativa de un acelerador escogida para el plan
Contará inicialmente con un acelerador lineal, pero se dejará previsto un segundo búnker por si la demanda aumenta ►El plan funcional del Gran Montecelo se apoya en las prediciones de la OMS, que prevé un aumento del 70% del cáncer en los próximos 20 años

El debate sobre la necesidad de implantar un equipo de Radioterapia en Pontevedra está zanjado. El plan funcional del Gran Montecelo (el documento que ha sentado las bases del futuro hospital) ha disipado toda duda, apoyado en unas cifras y en unas previsiones demográficas que amparan la instalación de un acelerador lineal en el municipio capitalino. 

Los redactores del plan se hacen eco de los pronósticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) para concluir que el servicio de Radioterapia tendrá demanda suficiente como para garantizar su correcto funcionamiento y compensar la inversión.

Una de las predicciones que justifican la creación del área radioterápica es que la incidencia del cáncer está evolucionando al alza. De hecho, la ratio está ahora mismo en España en 530 casos nuevos de tumores por cada 100.000 habitantes, muy por encima de los 400 que se estimaban en el tercer Libro Blanco de la Oncología Médica publicado en el 2010. 

La OMS prevé que los casos de cáncer aumenten en un 70% en los próximos 20 años y, a nivel general, se estima que aproximadamente entre el 50% y el 60% de los pacientes oncológicos recibirán en algún momento tratamiento radioterápico, "bien como tratamiento exclusivo o como tratamiento asociado a la cirugía o la quimioterapia", reza el plan funcional. Otro dato a tener en cuenta es que la población de más de 65 años aglutina el 60% de los casos de cáncer de España y que, como indican todas las previsiones, conforma un grupo de edad que está abocado a crecer. Precisamente, las estadísticas oficiales auguran que en 2026 habrá un 19% más de jubilados y en 2031 un 30% más.

PREDICCIONES. Los vaticinios del plan funcional predicen que en el plazo de 15 años se diagnosticarán 1.824 casos nuevos de cáncer en el área sanitaria (el 70% en mayores de 65 años). Teniendo en cuenta que algo más de la mitad requerirán radioterapia, surge una segunda estimación y es que cerca de 900 personas al año harán uso del equipo de Radioterapia.

El plan funcional augura que en el plazo de 15 años se diagnosticarán 1.824 casos nuevos de cáncer, el 70% en mayores de 65 años

Los redactores del plan funcional inciden en que la radioterapia "desempeña un importante papel en la paliación de síntomas que pueden aparecer en el curso de la enfermedad oncológica". Además, recurren a la ratio de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) que establece la necesidad de seis aceleradores lineales por cada millón de habitantes. Si se aplica dicho índice sobre la proyección de población del área de Pontevedra "daría la necesidad de 1,77 equipos", lo que demuestra la viabilidad de su implantación.

El diseño de la unidad dependerá del proyecto definitivo de Gran Montecelo y, particularmente, de la propuesta que haga la futura adjudicataria. La propuesta de partida del plan funcional contempla la construcción de un servicio de Radioterapia de 797 metros cuadrados, "de acuerdo a la normativa existente en materia de protección radiológica y del consejo de seguridad nuclear".

El plan funcional propone instalar un acelerador en un búnker, pero en un habitáculo con capacidad para albergar dos equipos con el fin de "asegurar la demanda futura" sin tener que acometer actuaciones de reforma o realizar modificaciones de alto coste. "Se dotará inicialmente con un acelerador lineal pero se dejará previsto un segundo búnker para posible crecimiento futuro. El servicio deberá ubicarse en una zona estratégica que permita su crecimiento a un mayor número de bunkers si las necesidades futuras lo requiriesen", reza el documento publicado por el Sergas.

CARACTERÍSTICAS. La previsión es colocar en la entrada de la unidad las salas de esperas externas de pacientes y familiares (adultos y pediátricos diferenciados) que acuden a terapia. Desde esta sala se accederá a dos zonas diferenciadas: el área de consultas y el área de espera de tratamientos (también con distinción entre los pacientes adultos y los pediátricos).

Adicionalmente, el plan propone habilitar unas salas para pacientes encamados, que se ubicarán en lugares anexos a las zonas de terapia. La recepción se situará en un espacio en el que se pueda controlar el acceso de las diferentes esperas.

El área de tratamiento incluirá una zona de simulación y una zona de terapia, en la que los pacientes serán sometidos a la radiación. Con carácter general, el plan aboga por diseñar un servicio de circulaciones diferenciadas para profesionales y para enfermos ingresados o pacientes ambulatorios. Y, "si las condiciones arquitectónicas lo permiten", incluso apuesta por diferenciar las circulaciones de los pacientes que acuden a consulta de las de los enfermos que acuden a terapia. Además, aconseja " que las consultas dispongan de pasillo técnico para comunicación entre sí y estén contiguas a la sala de curas".

Por otro lado, el plan recomienda que el servicio disponga de un fácil acceso exterior que permita la llegada de pacientes ambulantes y encamados, que cuente con reserva de plazas de aparcamiento y que éste sea cubierto ante las posibles inclemencias del tiempo.

Otra de las previsiones es implantar un circuito cerrado de televisión que permita la visualización del interior de las salas técnicas. Aparte, está contemplada la instalación de un sistema de control y climatización diferenciado, así como zonas de almacenes, salas de estar para el personal y locales de apoyo general.

El futuro servicio de Radioterapia será usado por 900 pacientes al año
Comentarios