Lunes. 20.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 20.05.2019
El tiempo

El King Kong de los moluscos

Seguro que ‘¡Ostras!’ fue precisamente lo que exclamó ayer Armando Arias Cendón al encontrarse con semejante bivalvo. Y la palabra no podría estar mejor empleada, teniendo en cuenta que, precisamente, lo que halló este vecino de Campelo fue una ostra de un kilo y cuarto de peso y unos 25 centímetros de diámetro.

El lugar en el que la encontró no fue Arcade, sino la ría de Pontevedra, en la zona de la playa de Lourido, mientras estaba pescando con su embarcación alrededor de la una del mediodía. Como todo buen pescador, Armando se fue a mostrarle su captura a sus amigos en el bar Garota, de Campelo, en donde todos se quedaron boquiabiertos con la pieza.

Tal y como explicó el propietario del establecimiento, «el peso normal de una ostra suelen ser unos 10 o 20 gramos, así que esta es gigantesca». De hecho, los que la vieron calculan que puede llevar alrededor de cuarenta años en el mar, para haber alcanzado un tamaño tan grande. A partir de aquí, los pensamientos surgen solos: «Imagínate que tuviese una perla dentro, sería del tamaño de un melón. Ni Isabel Preysler tendría el glamour suficiente para llevarla colgando de una gargantilla».

Armando Arias todavía no tenía ayer demasiado claro que iba a hacer con su captura. «Calquera lle mete o dente a semellante bicho», bromeó un amigo. «Esta non creo que estea moi boa con limón». Tal y como indicó el responsable del bar Garota, es la primera vez que alguien de la zona consigue un ejemplar de ostra de semejante tamaño. Tampoco fueron pocas las bromas sobre las propiedades afrodisíacas del crustáceo, teniendo en cuenta su talla.

El King Kong de los moluscos
Comentarios