sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

El pleno aprueba una asignación de 1,8 millones para gobierno y oposición

El pleno del Ayuntamiento de Lugo ha aprobado esta mañana el reparto de dedicaciones exclusivas y parciales, las asignaciones económicas a los grupos políticos y la contratación del personal de confianza, para estructurar las funciones de gobierno y oposición, que supondrán un coste de 1,8 millones de euros anuales.

En el mandato que comienza, catorce de los veinticinco ediles que conforman la Corporación local de Lugo percibirán dedicaciones exclusivas por su trabajo en el Ayuntamiento, once por parte del gobierno bipartito -nueve para el PSdeG-PSOE y dos para el BNG- y tres para el Partido Popular.

Según el acuerdo adoptado por el pleno, habrá diecisiete cargos de libre designación en el presente mandato, de forma que el Gobierno local incorporará a ocho personas a la plantilla de personal de confianza, mientras que los grupos políticos se repartirán los nueve puestos restantes -3 para el PP, 3 para el PSdeG-PSOE y 3 para el BNG.

De esta forma, entre concejales electos, colaboradores y asignaciones económicas para los tres partidos, gobierno y oposición consumirán un 2% del presupuesto municipal, equivalente a 1,8 millones de euros.

De acuerdo con el reparto de fondos aprobado en la sesión de hoy, el gobierno municipal consumirá 656.000 euros del presupuesto anual, un 10% menos que el anterior, mientras que los grupos políticos percibirán en total 1,1 millones de euros de las arcas locales.

Esta propuesta fue aprobada con los votos a favor de los trece concejales socialistas y nacionalistas, que ya forman el gobierno bipartito, y con abstención de los doce ediles del Partido Popular.

El portavoz del grupo municipal del BNG, Antón Bao, será el primer teniente de alcalde del gobierno de coalición y se ocupará, además, de las áreas de Cultura e Turismo, mientras que la concejala nacionalista Paz Abraira llevará la delegación de Infraestructuras y Agenda 21.

Por su parte, el alcalde asumirá las funciones propias del presidente de la Corporación local, así como las competencias de Policía Local, Seguridad y Personal.

Con respecto a las áreas de gobierno socialistas, Luis Álvarez se hará cargo de Urbanismo; Sonia Méndez llevará Economía, Emprendimiento, Autónomos y Educación; y Lino González Dopeso será delegado de Medio Ambiente y Zona Rural, a la que también estará adscrito Manuel Chaín.

Carmen Basadre dirigirá la delegación de Bienestar Social, Igualdad y Juventud, a la que también estará adscrita Ana González, mientras que Francisco López Fraga se ocupará de Servicios Generales y Modernización Administrativa, y José Manuel Díaz Grandío volverá a hacerse cargo de Deportes.

En la Junta de Gobierno Local, que será presidida por el alcalde, estarán presentes los dos ediles nacionalistas, Antón Bao y Paz Abraira, así como los socialistas Sonia Méndez, Luis Álvarez, Carmen Basadre, Lino González Dopeso, José Manuel Díaz Grandío y Francisco Fraga.

Por su parte, el Partido Popular le asignará una de las tres dedicaciones completas que le corresponden a Arcadio Silvosa, mientras que las otras dos totales serán divididas en cuatro parciales, que serán percibidas por Isabel Devesa, Manuel López, Mari Teijeiro y Raquel Castiñeira.

El pleno aprueba una asignación de 1,8 millones para gobierno y...
Comentarios