El policía local al que se le disparó el arma sigue grave

El policía local de Vilagarcía al que se le disparó la pistola mientras la limpiaba, Benito Romero, permanece en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Montecelo, informaron fuentes del centro sanitario.

El agente permanece hospitalizado con ventilación asistida y evoluciona bien dentro de la gravedad. Durante la intervención que le fue practicada le extirparon el bazo. El policía tiene dañados un pulmón y un riñón.

En torno a las cinco de la madrugada del domingo, Romero se encontraba en la oficina cubriendo el servicio de noche. Entonces, decidió limpiar su arma, que se accionó y le causó graves heridas.

Romero, de 42 años, casado y con una hija, impartió clases de seguridad vial y es miembro de la Fundación Galega contra o Narcotráfico. Fue el responsable del diseño del plan Serviola, para evitar que los jóvenes subiesen al coche con personas que hubiesen consumido bebidas alcohólicas.

Comentarios