sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

El PP espera que la ciudadanía se vea afectada lo ''menos posible'' y el BNG ve ''inadmisible'' nombrar concejales no electos

El proceso de radical cambio de equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Santiago desencadena la preocupación de los populares por que "los ciudadanos se vean lo menos afectados posible", frente al parecer de los nacionalistas, que ve "absolutamente inadmisible" la entrada de concejales no electos.

El secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, ha insistido hoy, momentos antes de la inauguración de  las VIII Jornadas Jurídicas de Sarria, en que la prioridad de su partido con respecto al Ayuntamiento de Santiago es "garantizar la gobernabilidad" y que "los ciudadanos se vean lo menos afectados posible" por los "acontecimientos" de los últimos días, con la inhabilitación de siete ediles y la dimisión de dos concejales.

"De lo que se trata de es de eso y cada uno tiene que tomar sus decisiones", dijo Rueda al ser preguntado por los pasos que ha dado en los últimos días el alcalde de la ciudad, Ángel Currás, en un breve espacio de tiempo que el vicepresidente de la Xunta reconoce como "una semana complicada e intensa".

En todo caso, espera que "cuanto antes se den por cerrados" estos cambios en el gobierno local compostelano y "se consiga el objetivo que venimos defendiendo desde el principio, sobre todo a raíz del conocimiento de la sentencia y de las decisiones que se derivaron a partir de ahí", que pasan por "garantizar la gobernabilidad del Ayuntamiento".

Por su parte, portavoz del BNG en el Ayuntamiento de Santiago, Rubén Cela, ha asegurado hoy que la previsible incorporación de concejales no electos al gobierno municipal es "absolutamente inadmisible" y ha insistido en que la única opción posible es la salida de Currás del Ayuntamiento.

Para Cela, la maniobra del alcalde como un "enrocado en la torre de marfil" y hace oídos sordos a las peticiones de dimisión, tanto del BNG como de la ciudadanía.

"Está deslegitimado, desprestigiado para encabezar un gobierno como el de la capital de Galicia", ha insistido el portavoz nacionalista, que ha expresado su convencimiento de que la situación actual es "el último coletazo de un alcalde agónico que prima su opinión e interés personal sobre los colectivos de los ciudadanos".

Para Cela, el "responsable" de la situación "patética" de la ciudad es "el PP en su conjunto", sobre todo, su máximo responsable, el líder del partido y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Ha dicho que Santiago "no se merece un lavado de cara" con concejales "sin referendo de las urnas", ya que puede ser legal, pero "en términos éticos es absolutamente inadmisible y es un flaco favor para la regeneración urgente del municipio".

El PP espera que la ciudadanía se vea afectada lo ''menos posible''...
Comentarios