martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

El PPdeG deja las ''puertas abiertas'' a que se vaya quien no asuma los valores de honestidad y unidad

El presidente del PP de Galicia y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha subrayado hoy que su partido tiene las "puertas abiertas" para quienes acepten los valores de honestidad y unidad de esta formación, y también para quienes no los asuman y decidan irse.

Alberto Núñez Feijóo intervino hoy ante el comité ejecutivo del PP, primero tras el congreso de esta fuerza política, que renovó su dirección el pasado fin de semana en un congreso en Lugo.

En una semana en la que el partido vivió conflictos en varios municipios como Santiago, Ames o Pontevedra, el presidente de los populares subrayó que en su fuerza política "tenemos las puertas abiertas para los que entren y para los que se quieran marchar". Insistió, asimismo, en que el PP de Galicia abre las puertas "y está a disposición de todos los ciudadanos que quieran cumplir nuestros principios, que compartan nuestros valores, que estén dispuestos a llevar la honestidad a la política y a defender la unidad" de la organización.

Para todos, enfatizó, "están las puertas abiertas, para que entren; y también lo están para todos aquellos que no estén dispuestos a aceptar los principios de la honestidad, de la ejemplaridad, y los principios de la unidad, por supuesto que también tienen las puertas abiertas para marchar". "Están abiertas las puertas para entrar y para salir, si de algo debemos estar orgullosos es de eso, de que la gente nos exija más que al resto de los partidos, y que la gente espere más de nosotros, y si de algo debemos estar orgullosos es de ser capaces, en la mayoría de las ocasiones, de alcanzar mayores niveles de autoexigencia".

Ante los miembros de la ejecutiva, Feijóo se esforzó en destacar los principios de su fuerza política y recordó que en el mes de enero de hace 24 años Manuel Fraga fundó el partido y "una gran idea dio paso a un gran partido" que ahora cuenta con la mayor representación institucional. Pasado este tiempo, el PP mantiene vigentes sus principios de galleguismo y reformismo, dijo, e insistió en que los intereses de Galicia son "perfectamente compatibles con los de España" y los populares se sienten "identificados con la nación española porque nos sentimos identificados con Galicia".

Por contra, hay comunidades que defienden sus intereses "atacando como si hubiera enemigos artificiales, y creo que a los gallegos nos conviene mucho más defender lo que nos une que lo que nos diferencia". A su juicio, "hay comunidades que buscan destacar a través de la estridencia, y nosotros buscamos destacar a través del cumplimiento de nuestro deber", ante lo que enfatizó que no hay "en España una Comunidad más autónoma que Galicia, y que haya blindado mejor su autogobierno, por eso no necesitamos enfrentarnos con nadie", dijo en relación a que no recurrirá al fondo de liquidez autonómico.

Por ello, subrayó, "no tenemos que enfrentarnos a nadie ni encontrar enemigos exteriores, no renunciar a nuestros principios ni aliarnos contra el interés general, ni montar paripés en los parlamentos, incumpliendo nuestra propuesta o juramento" como diputados. "Galicia está donde quiere estar y donde debe estar", apuntó Feijóo, para quien se trata de "priorizar" en las políticas lo que interesa a los gallegos, lo que supone que se sitúe a Galicia "por encima de nosotros mismos" y ponerla "por delante del partido".

"Nadie -advirtió- puede poner el partido por delante de Galicia, no hay ninguna decisión que deba tomarse por interés propio", remarcó el presidente del PPdeG, para quien "no estamos aquí para mantenernos, estamos de paso; estar de paso significa estar a la altura de las circunstancias". A este respecto, subrayó que los valores de su partido son la honestidad "individual y colectiva" y la unidad, y añadió que ambos son una "obligación inexcusable para los que formamos parte de la dirección del partido, que tenemos que dar ejemplo", concluyó.

El PPdeG deja las ''puertas abiertas'' a que se vaya quien no asuma...
Comentarios