domingo. 29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo

AGRESIÓN

El Seprona investiga los daños causados a un petroglifo de A Carrasca

Agentes del Seprona, junto al petroglifo dañado
Agentes del Seprona, junto al petroglifo dañado
Irmandade Illa de Tambo y A Forneiriña denuncian una agresión a los grabados ocasionada por una desbrozadora

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil estuvieron inspeccionando este martes el petroglifo ubicado en la estación, conocido como A Carrasca 5, tras una denuncia presentada por el colectivo Irmandade Illa de Tambo en la que se destacan los daños producidos a los grabados de esta piedra. Según explicó el responsable del colectivo, Antón Costa, el destrozo se produjo a finales de año debido a la acción de una máquina desbrozadora de cadenas, que pasó por encima de la piedra y dañó la parte alta del conjunto, afectando al grabado "singular" que se encuentra en la roca.

Por este motivo, Irmandade Illa de Tambo presentó una denuncia ante la delegación de Patrimonio de Pontevedra y en la Guardia Civil, ya que los grabados cuentan con la declaración de Ben de Interese Cultural, lo que supone una protección por parte de las administraciones. Asimismo, presentará en breve una denuncia similar en el Rexistro del Concello de Marín, con el fin de que la Administración local tenga conocimiento del daño al patrimonio cultural del municipio. Las denuncias fueron presentadas conjuntamente con la asociación A Forneiriña, entidad que ya alertó en otras ocasiones sobre daños a grabados rupestres en otros municipios de la provincia de Pontevedra.

AGRESIÓN. En el escrito que ambas entidades presentaron ante la Dirección Xeral de Patrimonio se describe que los daños producidos en el petroglifo de A Carrasca 5 fueron causados, "en gran medida, de forma directa, pola realización de traballos sen as medidas de precaución necesarias", y destaca que la Xunta de Galicia, concretamente la Consellería de Cultura, es responsable de forma "indirecta" por la falta de vigilancia o de señalización de los petroglifos.

La piedra afectada en San Xulián contiene grabados prehistóricos de unos 3.000 años de antigüedad, aunque también posee inscripciones más recientes, atribuidas al marinense Pepito Meijón, que no se superponen con el diseño antiguo. El conjunto está situado entre San Xulián y Castiñeiras.

En el entorno de A Carrasca existen otras cuatro estaciones con diseños prehistóricos y otra en el lugar de Chantás. "Todas elas atópanse en total abandono", destacó el responsable de la asociación, que se lamentó de la falta de cuidados y la "desidia" de las administraciones respecto a estos grabados situados en terrenos propiedad de la Comunidade de Montes de San Xulián.

"É triste atoparse co incivismo e co descoñecemento da riqueza que temos", lamentó Costa en relación al daño que sufrió el grabado prehistórico, y atribuyó a la "falta de cultura" y a que "non sabemos valorar o que é noso" que se produjese una agresión a los diseños de A Carrasca.

El responsable de la asociación Irmandade Illa de Tambo recordó que en el municipio marinense hay medio centenar de grabados rupestres prehistóricos catalogados, aunque "só os que están en Mogor" tienen una señalización y cuidados. "É moi triste", afirma Costa.

En todo caso, las entidades que denunciaron la agresión afirman que se mantendrán atentas a cualquier otro daño al patrimonio prehistórico de la villa.

El Seprona investiga los daños causados a un petroglifo de A Carrasca
Comentarios