El vertido al río Verdugo obliga a cerrar la totalidad de las playas en Soutomaior

verdugoport.jpg
photo_camera verdugoport.jpg

Un vertido registrado ayer en las aguas del río Verdugo a su paso por el municipio pontevedrés de Soutomaior obligó a cerrar todas las playas de la localidad, según confirmaron desde el 112.

Al parecer se trata de una sustancia de color blanco que afecta especialmente al cauce del río a su paso por el lugar de Candán, aunque los cuerpos de seguridad han dedicido prohibir el baño en todos los arenales de la zona por precaución.

Así las cosas, se desplazaron al punto agentes de la Guardia Civil de Pontevedra, un total de 14 voluntarios de Protección Civil de Soutomaior y técnicos que Aguas de Galicia que, en estos momentos, trabajan para recoger muestras en el agua. Los análisis posteriores determinarán el tipo de vertido que afecta a las aguas, las causas y su procedencia.

Por su parte, desde Protección Civil han salido por agua cuatro efectivos con embarcaciones y otros diez trabajan desde tierra. El jefe del cuerpo ha decidido el cierre de las playas del municipio como medida de seguridad para los usuarios y bañistas. Además, han puesto en alerta a los miembros de Protección Civil de Redondela (Pontevedra) ante el temor a que el vertido se extienda a las aguas del municipio. Así ls cosas, en este punto también han prohibido el acceso a dos playas como medida de precaución.

El 112 recibió esta tarde llamdas de particulares y colectivos para conocer el estado de las aguas y saber si era apto para el baño, como es el caso del 'Clube Río Verdugo', que tenía previsto realizar unha serie de actividades con niños en las aguas der río.

EXPEDIENTE SANCIONADOR

Ante la situación de alarma creada en la zona por este vertido del que se desconoce su procedencia y composición, la consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras advirtió esta mañana que se incoará un expediente sancionador al responsable del vertido al río Verdugo a su paso por la localidad pontevedresa de Ponte Caldelas, cuando se identifique a su auto. Ocurrirá una vez analizados los resultados de los análisis de las muestras tomadas al vertido y al medio receptor, así como del estudio del informe de inspección de campo.

Una patrulla del Seprona también desplazada al punto aseguró que el problema se debió a un vertido en el alcantarillado, por lo que técnicos del departamento autonómico están inspeccionando el vertido de la depuradora y el cauce del río con el fin de aclarar con exactitud los hechos ocurridos, aunque la vigilancia permanecerá en este área durante algunas jornadas.

La primera alerta de este vertido se producía este domingo, día 16, sobre las cinco de la tarde, cuando el servicio de emergencias 112 avisaba que en las aguas del río Verdugo se podía localizar la presencia de espumas acompañadas de una alta mortandad de peces, concretamente, a la altura de la Central hidráulica en el Concello de Ponte Caldelas.

Posteriormente, a lo largo de la tarde, el mismo servicio de emergencias avisaba de una mancha blanca de 20 metros de longitud en el mismo río, pero en el lugar de Comboa, en el concello de Soutomaior, también seguida de mortandad de cientos de peces, por lo que tras recibir la primera alerta se trasladaron hasta la zona técnicos del Plan de Control de Vertidos de la Xunta de Galicia.

Allí comprobaron la presencia de peces muertos en el río a la altura de la central hidráulica y tras la inspección, se detectó que el vertido llegó hasta a la EDAR de Ponte Caldelas procedente del servicio de saneamiento de las localidades de la zona, por lo que una vez detectado el punto de vertido se procedió a la toma de muestra del mismo, así como la realización de las correspondientes tomas de muestra en el medio receptor con el fin de evaluar la afección del vertido en el río.

Desde el concello de Pontevedra también recomiendan a los usuarios de la playa fluvial de Ponte Sampaio que no se bañen en el arenal por precaución y prudencia.

Comentarios