Entre café, aguardiente y dominó

«Era la afinidad de dos gallegos». Los vecinos de Láncara lo tienen claro: el encuentro en Galicia entre el que era presidente de Cuba en 1992, Fidel Castro, y el jefe de la Xunta en aquel año, Manuel Fraga, tan opuestos políticamente, no dejó de ser un encuentro en el que «acabaron tomando cafés e augardente e xogando ao dominó», tal y como aseguran algunos de los habitantes de la localidad lucense en el documental ‘Fraga y Fidel, sin embargo’.

La cinta, dirigida por el pontevedrés Manuel Fernández-Valdés, será presentada mañana en el Sexto Edificio del Museo a las 20.00 horas.

«Ellos dos no representan cosas contrapuestas, sino lo mismo. Sus diferencias son de carácter estético, independientemente de que haya o no unas elecciones que les hayan elegido. Esa manera de representar la política y el poder hace que estén muy cerca y que los que estemos lejos seamos nosotros, la población», explica el director.

Consiga AQUÍ la información completa