Fallece Luciano Fariña, conselleiro mayor del Consello de Contas

Luciano Fariña Busto, conselleiro mayor del Consello de Contas, ha fallecido esta madrugada en Pontevedra, a causa de una grave enfermedad que padecía.

Fuentes de la institución confirmaron a Efe el óbito del que fue presidente del Consello desde 2010, aunque ya lo había sido anteriormente entre 2000 y 2007.

Nacido en Cambados en 1945, padecía una larga enfermedad que ya le había llevado a presentar el último informe del órgano fiscalizador gallego sometido a un duro tratamiento

Fariña Busto se convirtió en el gran defensor del Consello de Contas, al percibir la amenaza de una reforma administrativa impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Contrario a esta medida enmarcada en un contexto de crisis económica bajo la necesidad de evitar duplicidades, se comunicó vía epistolar con Madrid para rechazar la erradicación de este órgano estatutario que "bajo ningún concepto" entra en confrontación con el Tribunal de Cuentas.

Convencido de que la corrupción se combate con la expresión de la verdad mediante "la realidad de las cuentas", Luciano Fariña estaba al frente del Consello de Contas desde septiembre del ejercicio de 2010, aunque antes ya había ejercido entre 2000 y 2007.

En ambas etapas, su dilatada trayectoria profesional como inspector de Hacienda, docente y miembro de la Administración Autonómica, la puso al servicio de la labor de velar por el buen uso de los fondos públicos.

La próxima semana, el pleno incluye en el orden del día el debate y votación del dictamen de las propuestas de resolución aprobadas en la comisión permanente no legislativa para la relación con el Consello de Contas, en concreto, el informe de fiscalización del sector público correspondiente al plan de trabajo de 2012.

El último informe del Consello de Contas se entregó al Parlamento el pasado agosto. En julio de ese mismo año, Luciano Fariña, entonces a tratamiento, participó en la comisión no permanente de estudio para la elaboración de un plan de medidas de prevención y erradicación de estas prácticas.

La Xunta lamentó en un comunicado esta mañana el fallecimiento del conselleiro mayor del Consello de Contas y expresó sus condolencias a la familia, así como a todos los integrantes del órgano fiscalizador que dirigía.

Fariña pertenecía al cuerpo superior de inspectores del Ministerio de Economía y Hacienda desde 1994, además de formar parte del Cuerpo Jurídico del Aire como comandante auditor, ya retirado.

Ejerció, igualmente, como jefe de la Unidad Regional de Inspección de la Delegación de Galicia de la Agencia Tributaria y como inspector jefe de Inspección Financiera y Tributaria en la Delegación de la AEAT en Pontevedra.

Los restos de Luciano Fariña son velados en el tanatorio San Mauro, en Pontevedra, y el entierro y funeral será mañana a las 12:30 horas en la basílica de Santa María.

Comentarios