Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Feijóo y Ramallo trazan la hoja de ruta de los proyectos más urgentes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la alcaldesa, María Ramallo, en San Caetano
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la alcaldesa, María Ramallo, en San Caetano
El presidente de la Xunta de Galicia y la alcaldesa se reunieron en Santiago para poner plazos y presupuesto a las actuaciones que ambas administraciones tienen pendientes en Marín

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y la alcaldesa de Marín, María Ramallo, se reunieron este lunes en la capital autonómica para poner sobre la mesa aquellos proyectos en los que comparten competencias. El objetivo de la alcaldesa es el de "dejar atadas" estas actuaciones antes de que termine el presente mandato municipal.

En lo que se refiere a infraestructuras, ambas administraciones se han centrado en la seguridad vial y el impulso de la movilidad. Por ello, se priorizará la realización de sendas peatonales en las carreteras autonómicas PO-551 y PO-313, específicamente en los tramos que discurren entre Vilaseca y Lapamán, Bagüín y Seixo, Coirados y Pardavila, y entre esta última parroquia y Cadro. Una de las novedades que se extrae del encuentro entre Xunta y Concello es el proyecto de arreglo de las pistas de atletismo de San Pedro, "una actuación muy demandada", puntualiza Ramallo, y que contará con una inversión procedente de la Secretaría Xeral para o Deporte. "El proyecto se redactará cuanto antes para proceder con la mayor brevedad posible a la licitación de las obras", añade la regidora.

Otro proyecto del que ya se hizo eco este periódico, y que es competencia de la Dirección Xeral de Patrimonio, es el que se encargará de reparar la cubierta del Templo Vello, con un presupuesto de 60.000 euros. Según indica Ramallo, después de hablarlo con el presidente autonómico, la adjudicación de las obras, cuya ejecución rondará los tres meses, "será inmediata".

Ambos mandatarios trataron también uno de los asuntos que más debate ha suscitado en la Corporación municipal: el futuro de la Casa do Mar. La Xunta, a través de la Consellería de Política Social, apoya la intención de Ramallo de dotar al inmueble de un uso "asistencial", con el objetivo de prestar un servicio de atención a las personas mayores.

En opinión de Ramallo, el inmueble está "en un enclave estratégico, al tener la Residencia de la tercera edad y un Centro sociosanitario al lado y en una zona accesible". Así, los trámites para ello "ya están iniciados". Sobre la Casa do Mar queda pendiente, pues, saber si, finalmente, el Instituto Social de la Marina decide ceder la titularidad del inmueble al Concello.

AUGAS DE GALICIA. Uno de los flecos que la Xunta de Galicia dejó pendiente en la villa el año pasado fue el del saneamiento. El convenio que comparten Augas de Galicia y el Concello de Marín implica la ejecución de dos obras primordiales para evitar la contaminación del agua.

Una de ellas tiene que ver con la mejora del colector de la Avenida de Ourense, una actuación presupuestada en cerca de 2.500.000 euros y que será cofinanciada con Fondos Feder de la Unión Europea. La otra se refiere a la reforma de la estación de bombeo del río Lameira, que se licitó en octubre con una inversión de 1.200.000 de euros. Ambas intervenciones "darán comienzo en estos próximos meses", apunta Ramallo.

COMPETENCIAS ESTATALES. Hay dos aspectos que dependen del Gobierno español y que Ramallo quiere atajar cuanto antes.

Por una lado, está el traslado de Aduanas al recinto portuario, para poder así ubicar oficinas municipales en el edificio actual y, por otro, la remodelación y ordenación de la Avenida de Ourense, dependiente del Ministerio de Fomento.

Feijóo y Ramallo trazan la hoja de ruta de los proyectos más urgentes
Comentarios