domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

¿Se trata de una gestión modélica o una chapuza?

Los primeros puestos ya iniciaron la actividad
Los primeros puestos ya iniciaron la actividad
Tras semanas de espera, la actividad comenzó en Portonovo. Mientras que usuarios y comerciantes lamentan la tardanza, el Gobierno local recalca que los artesanos trabajarán durante 58 días, "más que en cualquier edición previa"

ESTA VEZ SÍ, las previsiones del Concello de Sanxenxo se cumplieron. Tal y como habían asegurado fuentes del Consistorio hace unos días, finalmente la Feria Multisectorial de Portonovo se puso en marcha. Eso sí, a última hora de la tarde todavía quedaban algunos puestos sin instalar (una decena aproximadamente), dejando una instantánea que resume a la perfección todo lo vivido a lo largo del último mes y medio.

Hasta este año, la estampa veraniega habitual de decenas de ‘stands’ instalados a lo largo de Rafael Picó ya se podía ver en julio. No obstante, en esta ocasión ha habido que esperar a principios de agosto, convirtiéndose así en uno de los culebrones de la temporada estival. Dos versiones chocan frontalmente: mientras que buena parte de los comerciantes (y no pocos vecinos) ponen el grito en el cielo por la tardanza, el Gobierno local presume de gestión y va más allá al asegurar que la Feira de Artesnía se ha podido poner en marcha ‘in extremis’ gracias "al gran esfuerzo realizado por los técnicos". El bipartito va más allá al puntualizar que "la realidad es que, en esta edición, los puestos estarán abiertos durante 58 días, más tiempo que en años anteriores" (la actividad cesará el 30 de septiembre).

El bipartito asegura que el modelo previo era inviable y que esta edición se ha salvado "gracias al esfuerzo de los técnicos"

Una de las causas a las que achaca el equipo de Gobierno liderado por Telmo Martín el tiempo de espera tiene que ver con "las exigencias de Costas, los plazos y los prodecidimentos de obligado cumplimiento en una Administración pública". En este sentido, el Ayuntamiento advierte de que "una vez constituido, el Gobierno local se encuentra con la imposibilidad de hacer que la feria continuase con el modelo de años anteriores", algo que ponía en entredicho su celebración este verano. No obstante, los dirigentes destacan el esfuerzo llevado a cabo por los técnicos para lograr que, finalmente, una de las actividades estrella del verano en Sanxenxo no haya dejado de celebrarse por primera vez desde su inauguración, hace ya más de una década.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS. En el extremo opuesto se encuentran los comerciantes, muchos de los cuales insisten en que, a pesar de esos 58 días de operatividad, será complicado obtener beneficios. Algunos de ellos, de hecho, confirmaron su renuncia poco antes de que el Concello hiciese entrega de las llaves de las casetas a todos aquellos profesionales que presentaron la documentación pertinente.

Varios vendedores coinciden al señalar que "hubiese sido mejor empezar en julio y estar menos días, que abrir a principios de agosto y trabajar hasta finales de septiembre". Y es que existe mucho escepticismo a la hora de analizar lo que puede suceder en septiembre. La fecha límite para ‘hacer el agosto’ que marcan algunos comerciantes es el tercer fin de semana de septiembre. "Y eso si el buen tiempo acompaña", matizan.

Por su parte, el Concello de Sanxenxo se muestra comprensivo con las críticas, pero también deja claro que "estamos satisfechos de haber podido organizar la feria este año, a pesar de haber tenido que cambiar por completo el modelo de gestión". Ahora, el bipartito entiende que "se garantiza la legalidad y más ingresos para Portonovo". Por segundo año consecutivo, la gestión se hace a través de la entidad Ínsula.

¿Se trata de una gestión modélica o una chapuza?
Comentarios