sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Guerra al símbolo de la paz

Un operario municipal muestra dos huevos recogidos en un nido de palomas. cedida
Un operario municipal muestra dos huevos recogidos en un nido de palomas. cedida

VILAGARCÍA. La Concellería de Medio Ambiente de Vilagarcía inició ayer los trabajos destinados a tratar de controlar la población de palomas en diversos puntos del casco urbano donde se produjeron quejas de los vecinos originadas por los problemas causados por la concentración de estas aves.

Comienza la guerra contra un ave que es el símbolo de la paz en el mundo.

Los operarios del departamento que dirige, en funciones, la concelleira Susana Camiño retirarán los nidos y los huevos depositados en lugares públicos, fachadas y cornisas de edificios a los que puedan acceder con facilidad.

La responsable de Medio Ambiente decidió asumir esta responsabilidad después de haberse puesto en contacto con diversas empresas especializadas en este tipo de trabajos.

Según explicó Camiño, todas las firmas consultadas ofrecían la misma solución, que era la de retirar los nidos y los huevos depositados para impedir que la población de palomas continuase creciendo.

Este tipo de medida solo se puede llevar a cabo en zonas públicas o en fachadas, cornisas y balcones de edificios no habitados, a los que se pueda acceder desde la calle, sin penetrar nunca en el interior de los inmuebles privados.

Esta circunstancia hacía que el coste de la contratación del servicio a una empresa externa resultase excesivo para un ámbito de actuación tan reducido, por lo que la concelleira optó por hacerlos con los operarios municipales.

Las labores comenzaron durante la mañana de ayer, con la retirada de excrementos y restos de un nido que estaba asentado sobre la caja de aire acondicionado de un establecimiento comercial situado en la calle Cobián.

Los operarios también revisaron la fachada de un inmueble abandonado en la calle Edelmiro Trillo a cuyo propietario ya hace tiempo que requirió el Concello de Vilagarcía para que adopte medidas destinadas a proteger a los viandantes da caída de elementos desprendidos de la fachada para evitar que se produzcan lesiones.

El problema es que las redes que instaló fueron usadas por las palomas para anidar, lo que provocó una notable acumulación de basura. Los operarios solo pudieron revisar los balcones del primer andar, de los que retiraron dos huevos que estaban siendo incubados.

Camiño anunció que tratará de contactar con el propietario del inmueble, que está a la venta, para instarle a que retire las redes, los excrementos y la basura, así como los nidos que se puedan encontrar, y que vuelva a instalar las mallas protectoras para evitar la caída de elementos.

Los trabajos para impedir el cre cimiento de la población de palomas continuarán con nuevas inspecciones y la limpieza de basura y retirada de nidos en las calle Ramón y Cajal y las que se encuentran en la zona de A Baldosa.

Los dueños de las viviendas abandonadas donde se concentran las palomas serán requeridos de nuevo. Susana Camiño reconoció que la proliferación de palomas está provocando un problema de estética e higiene en varias zonas que puede acabar creando problemas de salubridad. «Seremos contundentes á hora de esixir aos titulares de inmobles que cumpran coas súas responsabilidades», advirtió.

Guerra al símbolo de la paz
Comentarios
ç