miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Iris Belmonte la vidente de verdad de la que todo mundo habla

¿Es posible encontrar una vidente de verdad entre tanto vidente falso? Esta es la pregunta que muchos ciudadanos se hacen cuando sienten la necesidad de contactar con una vidente buena real que les ayude a encontrar las respuestas para las grandes dudas y temores que les acechan. La valenciana Iris Belmonte, se ha convertido en una de las videntes de verdad más reputadas. Todo el mundo habla de ella. Posee el don de la videncia desde que nació. 

En los primeros años en los que se le reveló el don, no lo pasó demasiado bien, ya que vivía en un pequeño pueblo y eran constantemente atacadas por vecinos que no comprendían por qué esa niña no jugaba con los demás y decía cosas que incomodaban. Así, fue su abuela, de quien heredó su don, quien la explicó lo que le pasaba y le mostró los rudimentos para controlar y dominar su don como vidente natural. Desde entonces, ha ido perfeccionando sus capacidades y aumentado sus conocimientos para convertirse en una de las mejores videntes sin gabinetes reales.

Cómo identificar una vidente de nacimiento fiable

Encontrar una vidente de nacimiento de verdad no siempre es sencillo. Existe mucho intrusismo en el sector de la videncia y el tarot telefónico, falsos videntes que se venden a sí mismos como buenos videntes, prometiendo unos resultados fiables al 100%. Esta, añade la vidente real Iris Belmonte, es una de las primeras señales que deben hacerte sospechar. Ninguna vidente verdadera tiene la capacidad de dar respuestas 100% exactas, ya que su mancia es precisamente la interpretación de las energías. Otra cosa muy distinta es la capacidad de dar fechas exactas, ciertas, y fiables. Pero nunca al 100% puesto que existen numerosos factores que pueden derivar en interferencias.

Lo más importante ante una vidente verdadera es la honestidad con la que te atiende. Si los contextos no son los adecuados, y no puede desplegar todo su poder de adivinación, será clara y directa. Para Iris Belmonte, hace más daño a la profesión de tarotistas y videntes naturales el decir lo que sea por quedar bien que los falsos tarotistas.

Por otra parte, explica, una vidente verdadera no requiere formular cientos de preguntas para sonsacar la información al interlocutor, sino que, con unos pocos datos como el nombre, la fecha de nacimiento, y, en muchas ocasiones, la propia voz al teléfono, se establece la conexión con los planos astrales.

Solo así se puede garantizar los aciertos y la videncia verdadera, insiste la vidente buena de nacimiento Iris Belmonte.

Iris Belmonte, una buena vidente de verdad

Como vidente verdadera, en su extensa formación ha trabajado las cualidades como maestra del tarot y medium, que complementan así su don como vidente de nacimiento. Iris Belmonte se queja amargamente del desprestigio de su profesión por la proliferación de falsos videntes que utilizan más la psicología que su conexión con lo astral para engañar a las personas que acuden a ellos confiados de que están ante una vidente verdadera. Sin embargo, son muy pocas las que en verdad poseen el don de la videncia natural.

Tal y como ella misma explica, las videntes verdaderas son fácilmente distinguibles por el trato cercano que ofrecen a las personas. Su meta no es mantener al teléfono al consultante sino poder ayudarles en un momento muy delicado. Y es que, insiste, si una persona acude a un vidente o un tarotista sin gabinete es porque tiene una gran congoja en su interior que le impide avanzar. La labor de una buena vidente de verdad es ayudar a esa persona a encontrar las respuestas y aconsejarle según lo que marcan los astros, el camino que su destino le marca. En todo momento, remarca, el trato debe ser respetuoso, empático y honesto.

La vidente buena Iris Belmonte explica que en su caso ejercer como vidente natural sin gabinete le permite una mayor intimidad con el consultante, ya que este no se siente cohibido por la presencia del tarotista, sino que está relajado en su vivienda. También para ella como vidente de verdad le resulta más fácil en ocasiones dejar que su don fluya sin interferencias físicas. Así, añade, es más sencillo que el consultante se sienta más cómodo y ella profundice en la raíz del problema y encuentre la solución.

Así pues, si sientes que en estos momentos de incertidumbre necesitas certezas, no te lo pienses y acude siempre a videntes verdaderas y reales como Iris Belmonte, la vidente de verdad de la que todo el mundo habla.

Iris Belmonte la vidente de verdad de la que todo mundo habla