Jueves. 23.11.2017 |
El tiempo
Jueves. 23.11.2017
El tiempo

Kaldarte, año XX

Un joven duerme entre las ovejas instaladas junto al puente del río Bermaña, tras haber asistido al festival PortAmérica
Un joven duerme entre las ovejas instaladas junto al puente del río Bermaña, tras haber asistido al festival PortAmérica
La exposición de arte efímero en los espacios públicos de Caldas de Reis mantiene el discurso crítico que caracteriza a esta muestra y se convierte en un alegato contra la alienación

Las excavaciones realizadas por Javier Tudela en A Tafona le permitieron encontrar envases de plástico, una muñeca y trozos de ladrillos. Es una muestra del legado que deja esta civilización a las venideras, y su aportación a Kaldarte, cuya vigésima edición fue inaugurada este viernes en Caldas de Reis.

En este entorno Elena Yáñez utiliza la plumilla y la tinta china para denunciar la avaricia del capitalismo, la alienación de la sociedad y la rebeldía de unos pocos, un mensaje similar al que trasmite Sara Domínguez con sus 50 ovejas blancas, que miran en una dirección, y una negra, que lo hace en la contraria, que es a la inversa del Camiño de Santiago. Su trabajo se encuentra en el prado situado junto al puente del río Bermaña.

David Creus eligió una pared de ladrillo situada en un solar ubicado junto a la carretera para poner el contrapunto de sus fotografías, en las que los protagonistas son objetos que devolvió el mar.

En distintos puntos de Caldas de Reis están ubicados retratos de personajes urbanos que su autor, Doebo Barreiro, quiso sacar de su entorno habitual para situarlos en otro menos urbano.

El bajo de un edificio sirve a Sebastián Camacho y Mister Mu para recrear el desigual duelo entre indios y vaqueros, mientras que Pelucas elaboró un mural que ocupa la pared lateral de un edificio de bajo y tres plantas. En Porto do Río, Peri refleja un planeta sin naturaleza, en la que el ser humano pierde su protagonismo y es un personaje secundario y asilado.

El trabajo realizado por los vecinos que participaron en el taller de Amaya González y José Manuel Vidal puede verse en As Palmeiras, al igual que un domo geodésico que se convierte en un taller donde pueden serigrafiarse camisetas con el logotipo de Kaldarte.

El retrato de un caldense apellidado Román, pintado por un artista del mismo apellido, está situado en la entrada del paseo que lleva el nombre del exalcalde Román López, muy cerca del lugar donde Gleo hizo un mural en el que de la cabeza de bronce de Francisco José de Caldas sale la de una indígena de Colombia, simbolizando la lucha del científico originario de Arcos da Condesa por la libertad de los oprimidos.

"¿Quién nos lo iba a decir?", preguntó el comisario de Kaldarte, Juanjo Fuentes, poco antes de que comenzase el recorrido inaugural, en el que estuvo acompañado por el alcalde, Juan Manuel Rey.

Juanjo agradeció el "voluntarismo" de los artistas que hacen posible la experiencia de arte urbano y el apoyo del Concello, haciendo un subrayado especial para el Servizo de Obras y la Policía Local.

"Esto es un laboratorio que sigue en marcha", dijo. En 20 años de trayectoria, son 225 los creadores que participaron, instalando 178 obras en los espacios urbanos de la localidad.

Kaldarte, año XX