La aparición de una mancha marrón enciende las alarmas en Portomaior

mancha.JPG
photo_camera mancha.JPG

Las decenas de bañistas que en la mañana de ayer se acercaron a la playa de Portomaior para disfrutar del buen tiempo se encontraron con una desagradable sorpresa.

Una mancha marrón de varios metros de longitud ocupaba la parte del arenal cercana al acantilado, una de las zonas predilectas de los usuarios de la playa.

Aunque al principio se especuló con que el líquido fuese un vertido contaminante, todo quedó finalmente en una falsa alarma. Y es que los análisis realizados por las fuerzas de seguridad de Bueu determinaron estaba compuesta por agua y tierra y que probablemente provenía de una obra que se está realizando en las cercanías de la playa.

Según informaron fuentes del Centro de Emerxencias Galicia, la mancha comenzó a hacerse visible al filo de las 12 del mediodía. Varios bañistas que paseaban por la orilla de Portomaior llamaron a las fuerzas de seguridad tras comprobar que el agua estaba teñida de marrón a lo largo de algo más de una decena de metros. "Más que agua salada, parecía chocolate", afirmó uno de los testigos, quien aseguró que "al principio no le dimos demasiada importancia, pero al ver que tamaño de la mancha crecía por momentos empezamos a preocuparnos".

Hasta la playa se acercaron varios miembros de Protección Civil y del Grupo Municipal de Intervención Rápida, quienes comprobaron que el vertido llegaba al mar a través de un pequeño riachuelo que desembocaba al lado del acantilado. Tal como explicaron fuentes del Grumir de Bueu, "en un primer momento pensamos que se trataba de un vertido de aguas fecales". Sin embargo, el hecho de que el agua no desprendiese mal olor decartó esta hipótesis.

Los análisis realizados confirmaron que se trataba de una mancha compuesta de agua y tierra, que seguramente provenía de una obra cercana

Comentarios