lunes. 06.12.2021 |
El tiempo
lunes. 06.12.2021
El tiempo

La conexión gallega del escándalo Vitaldent

Colman, en una calesa, uno de los lujos que se permitía
Colman, en una calesa, uno de los lujos que se permitía
La segunda mujer de Ernesto Colman, la barallense Gema García, y su padre, denunciados por la Fiscalía por su implicación en la trama

El caso Vitaldent tiene conexión con Lugo, y no solo porque en la ciudad haya una franquicia de la marca, sino porque uno de los denunciados por este caso tiene sus raíces en Baralla. Se trata de Gema García Seoane, segunda esposa de Ernesto Colman, el fundador de la empresa, y que sigue muy vinculada al municipio lucense, a donde acude cada verano y donde tiene familia. 

La Fiscalía Anticorrupción la ha denunciado dentro de la causa que ha llevado a la detención de su exmarido. Ha hecho lo mismo con su padre y exsuegro de Ernesto Colman, Miguel García Álvarez. Según apunta la Fiscalía y recoge El Español, este hombre sería la persona que presuntamente se encargaba de recoger el 10% del canon en dinero B que se les exigía a los franquiciados.

El Mundo sostenía el sábado que a Miguel García se le encontraron 130.000 euros cuando trataba de cruzar la frontera de Andorra. El exsuegro, sostiene este diario, era  el dueño de la empresa que le hacía las obras de carpintería a los locales de Vitaldent.

La barallense conoció a Colman cuando trabajaba de comercial en Vitaldent, se enamoraron y el empresario uruguayo ahora encarcelado por fraude fiscal y blanqueo de capitales se separó de su entonces mujer, con la que había tenido dos hijos.

Fue al lado de Gema García, en los primeros años del siglo XXI, cuando el número de clínicas de Vitaldent que se abrían en España no pararon de crecer hasta superar las 400. Ella, treintañera, también cayó rendida ante el don de gentes del presidente de Vitaldent y, tras el divorcio de este y su mujer, se casó con él en una ceremonia por todo lo alto. Poco después nacerían sus dos hijos, ahora preadolescentes.

No fue el matrimonio definitivo. La pareja se divorció tras conocer él a la joven asturiana Macarena Ibáñez, que le dio su quinto hijo poco antes de ser detenido. La Razón relata que la separación con Gema García solo fue sentimental, porque su ex seguía controlando más de una treintena de centros y aparece como apoderada en muchas de las empresas de Colman.

Además, los dos viven cerca y, aunque el chalé de Ernesto, diseñado por el arquitecto Joaquín Torres, es mucho más exclusivo y está dentro de La Finca —hogar de famosos y futbolistas—, la casa de la barallense en Pozuelo de Alarcón también refleja el alto nivel de vida que llevan.

Seoane tiene 24 cargos activos en 35 empresas, algunas con un capital social superior a dos millones de euros.

Según la Fiscalía, la cúpula de Vitaldent exigía a los franquiciados que pagasen el 10% de lo acordado en dinero negro, que luego era blanqueado.

La conexión gallega del escándalo Vitaldent
Comentarios
ç