Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

La Confraría de Raxó, en guerra contra el botellón

La sede de la Confraría apareció ayer con las paredes llenas de pintadas
La sede de la Confraría apareció ayer con las paredes llenas de pintadas
El patrón mayor denunciará los actos vandálicos que se produjeron en el pósito tras tratar de expulsar a los jóvenes que se reúnen para beber

La Confraría de Raxó está en pie de guerra contra el botellón. El patrón mayor del pósito poiense, Iago Tomé, explicó este miércoles las consecuencias que están pagando en el entorno de las instalaciones de la Confraría.

Tomé ha comunicado a la Policía local y a la Guardia Civil los recientes destrozos registrados en las instalaciones y que los marineros consideran que han sido obra de los mismos jóvenes que se cuelan en el recinto por las noches para hacer botellón.

El patrón sostiene que presentará una denuncia ante la Guardia Civil por los actos vandálicos, que llegan después de que el pósito se decidiese a lanzar una advertencia a los jóvenes sobre la suciedad que están generando.

"Todos os veráns sucede algo parecido, a parte traseira do edificio comeza a aparecer chea de cascas de pipa, de botellas e de restos que deixan os chavales. En canto escurece reúnense aquí para facer botellóns e como non hai vixiancia nocturna, fan o que queren", se quejó el presidente de los marineros y mariscadores.

Al parecer, el pasado lunes, la situación llegó a un extremo insostenible, pues, según Tomé, "apareceu pola mañá a contorna da confraría toda chea de lixo, zonas nas que se vían restos de vómitos e vasos e botellas. En resume, non se podía nin abrir a porta sen lixarse, de xeito que decidimos colocar un cartel lembrando que é propiedade privada e que estas actividades están prohibidas".

PINTADAS Y DAÑOS. La respuesta de los afectados no se ha hecho esperar. Al día siguiente, el cartel había desaparecido y los destrozos habían aumentado. Así, además de restos de pipas y suciedad, el entorno dispone ahora de varias pintadas de distinto tipo.

Tomé ya ha advertido de que se tomarán medidas al respecto, "pois non imos consentir que causen os estragos que queiran e o lixen todo", apuntó, en referencia al agujero que han practicado en el recinto para poder entrar y hacer botellón.

La Confraría de Raxó, en guerra contra el botellón
Comentarios