La EEI de Portosanto apuesta por reinventarse

Al igual que sucedió con otras antiguas escuelas unitarias, el Concello de Poio apuesta por solicitar a la Xunta de Galicia la desafectación de las instalaciones, a fin de que puedan ser utilizadas por los colectivos de la parroquia de San Salvador
El centro educativo cerró sus puertas en junio, debido a la falta de matrículas
photo_camera El centro educativo cerró sus puertas en junio, debido a la falta de matrículas

EL GOTEO de cierres de escuelas unitarias que ha sufrido Poio a lo largo del siglo XXI, especialmente durante el último lustro, puede analizarse desde dos perspectivas. Mientras que algunos vecinos y la propia concelleira de Educación, Marga Caldas, no pueden ocultar su tristeza por la paulatina desaparición de este tipo de centros educativos (actualmente en Poio solo permanece operativo el de O Vao), debido a su enorme tradición y "ao importante labor que desenvolve desde o punto de vista social", hay quien prefiere ser optimista y tirar de pragmatismo. Esa es, precisamente, la filosofía del Gobierno local, que desde hace tiempo aprovecha la "jubilación" de estos inmuebles para aumentar el número de locales sociales.

La EEI de Portosanto fue la última en cerrar sus puertas. La Consellería de Educación e Ordenación Universitaria confirmó el pasado mes de julio el cese de la actividad en esta escuela, al no poder alcanzar el número mínimo de matrículas. Ante esta situación, el Concello de Poio ha optado por solicitar a la Administración autonómica la desafectación de las instalaciones, de manera que en un futuro próximo puedan ser utilizadas por diferentes agrupaciones de la parroquia de San Salvador.

O Sartal, O Pereiro o Tarrío son otras de las unitarias que fueron desafectadas por la Consellería de Educación

Así lo corrobora la responsable local de Cultura e Festexos, Lidia Salgueiro. La concelleira del Bloque Nacionalista Galego confirma que la antigua unitaria de Portosanto dará servicio a los diferentes colectivos de la parroquia. "Pode que en Portosanto en concreto non haxa moitas agrupacións, pero si en San Salvador en xeral", explica. Durante el Pleno ordinario del pasado mes de septiembre se dio cuenta del inicio del expediente para lograr la desafectación de las instalaciones. "Agora estamos pendentes da resposta da Xunta de Galicia. Posteriormente, a documentación será exposta publicamente", indica Salgueiro, que se muestra confiada en obtener el visto bueno del Gobierno autonómico, tal y como ha venido sucediendo a lo largo de los últimos años con otras antiguas unitarias como las de O Sartal (San Xoán), O Pereiro o Tarrío (Samieira), dos de las escuelas que también cesaron su actividad recientemente.

Al margen de acoger actividades organizadas por asociaciones locales, la concelleira de Cultura apunta que las instalaciones también serán utilizadas durante la celebración de elecciones, a modo de colegio electoral, tal y como viene siendo habitual desde hace varios años. La readaptación del centro de Portosanto es, de momento, la última que se realizará en Poio, continuando un proceso que se inició hace casi dos décadas con la transofrmación de la EEI de Raxó en la Casa do Mar, donde se encuentra la actual sede de la Confraría de Pescadores de la parroquia.

En su día, el concello llegó a contar con una docena de escuelas unitarias. Sin embargo, la única que ha podido iniciar el curso 2017-2018 ha sido la de O Vao, que cuenta con más de media docena de chavales inscritos, por lo que su continuidad parece garantizada, a menos a corto plazo.

Comentarios