La escultura con mosaicos de Solla tendrá que duplicar su tamaño previsto

PON2509P15F1.JPG
photo_camera PON2509P15F1.JPG

Los alumnos de la Escola de Canteiros de la Deputación trabajan en la construcción de una escultura en homenaje a la comarca de O Morrazo, que llevará plasmados dibujos jeroglíficos del pintor José Solla, natural de Seixo. Solla visitó ayer la escuela de canteros en compañía del alcalde de Bueu, Félix Juncal, y de la deputada Begoña Estévez.

La ejecución de la posible obra estaría finalizada en un periodo de tiempo no inferior a un año y el objetivo es plasmar en piedra 500 paneles mosaicos que conformarán una escultura de tres metros de alto, con gravados por las cuatro caras que recogerán momentos de la historia morracense. «Debo agradecer o interese da Deputación neste proxecto e tamén a iniciativa de José Solla por agasallar desta maneira ó concello de Bueu», afirmó Juncal.

Se trata de una obra complicada a causa de la complejidad técnica de la misma, tanto por las dimensiones (una plancha de 5×3 metros) como por la tarea de grabar la piedra. A todo esto se le suma un coste elevado que Juncal, que si es posible llevarla a cabo, espera que pueda ser asumido por la Deputación.

Durante la visita de ayer se realizó un boceto de cinco metros por tres de alto y, dada la falta de espacio disponible, se decidió realizar dos monolitos de las mismas medidas que estarán compuestos de un fondo de 66 centímetros. Después de comprobar el acabado técnico de la muestra realizada con uno de los dos paneles y de analizar el coste, el tiempo y otras particularidades de la ejecución final, será la Deputación la que concretará el proyecto final. Esta obra tendrá un valor sentimental, cultural y social para los vecinos que reforzará los atractivos turísticos de la comarca, tal y como opina el regidor buenense. « Será unha obra que perdurará no tempo e que lle engadirá un valor a Bueu proporcionándolle maior prestixio, pero sinto unha enorme satisfacción de que un veciño de Bueu faga isto».

La escultura, formada por dos monolitos independientes, se colocará en un lugar simbólico del municipio de Bueu, todavía por determinar.

Vida

José Solla es natural del lugar de Castro, situado en la parroquia marinense de Seixo, y vive desde 1950 en Argentina, pero pasa largas temporadas en su tierra natal.

En Argentina tuvo una gran acogida y consiguió un reconocido prestigio en el mundo del arte y de la cultura. Estudió en la Escuela Superior de Artes Visuales Martín Malharro de Buenos Aires y fue alumno del prestigioso maestro argentino Demetrio Urruchúa. Las obras de Solla se encuentran repartidas por museos y colecciones privadas de distintos países.

En 1979 se integra como artista exclusivo de la Galería de Arte Internacional Wildenstein. Solla realizó muestras individuales en Nueva York y Washington (EE UU), Montreal (Canadá), Buenos Aires, Santiago de Chile, Punta del Este (Uruguay), Río de Janeiro y São Paulo (Brasil), Seúl (Corea), Bruselas, Madrid y otras ciudades de Europa, de Estados Unidos y de Latinoamérica.

Comentarios