Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

"ES FUNDAMENTAL FINANCIAR CURSOS DE RECICLAJE PARA CONDUCTORES, AL MENOS, CADA DIEZ AÑOS"

Couto: "La huelga de examinadores ha afectado al 70% de los alumnos"

Gloria Couto, profesora de formación vial y gerente de la autoescuela Teucro
Gloria Couto, profesora de formación vial y gerente de la autoescuela Teucro
La huelga de examinadores de tráfico está causando una auténtica escabechina. Más de 3.000 pruebas suspendidas cada día de paro explican un caos que comenzó el pasado 19 de junio como una reivindicación salarial y llegará hasta octubre, lastrando los sueños y los planes de gran parte del alumnado. En la Autoescuela Teucro dan fe de esa frustración

LA AUTOESCUELA Teucro es una de las más veteranas de la ciudad (abrió en 1965) y desde 1980 está regentada por la familia Couto. Por sus aulas han pasado miles de personas que, tras una formación más o menos intensa, veían cumplido su sueño de obtener el ansiado carné de conducir. Pero desde el pasado 19 de junio, esa ilusión ya no depende solo de la habilidad del alumno, pues por muy capacitado que se encuentre ahora está condicionado por la huelga de examinadores. Gloria Couto ha visto esa frustración reflejada en la cara de decenas de alumnos y alerta de la gravedad del problema.

¿En qué medida ha perjudicado esta situación a las autoescuelas?

Evidentemente muchísimo, porque hay muchos alumnos que han dejado de hacer prácticas, otros que se tienen que ir a la Universidad o desplazarse a otras ciudades por trabajo... y que han dejado las pruebas a medias.

¿Cómo ha sido el impacto de la huelga en los exámenes?

El paro empezó el 19 de junio. En julio no hemos podido examinar en tres ocasiones y en agosto, pese a que se suspendió el paro, se retrasaron las pruebas hasta una semana completa, por lo que solo hemos podido examinar en dos ocasiones. Cuando lo normal es hacerlo cuatro veces al mes, una por semana.

Es fácil entender que se han producido trastornos entre el alumnado. ¿Conoce alguno?

Lo primero, previsión para las vacaciones imposible, porque desconocíamos las fechas. Tengo alumnos que deben viajar a otras ciudades para ir a la universidad y reservan los vuelos con la incógnita de saber si se examinarán o no antes de marcharse. Porque, además de que se están retrasando los exámenes, no sabemos si el próximo día nos van a examinar o no. Hace poco nos desplazamos a las ocho de la mañana, después de recoger a unos alumnos en Ponte Caldelas, y al llegar al edificio nos encontramos con todo cerrado. Y nadie nos había avisado de que no se iban a celebrar. Imagínate el fastidio para todos.


Retrasos: "Lo normal es celebrar exámenes una vez a la semana. Pues en julio se anularon tres y en agosto solo se celebraron dos"

¿No hay aviso previo? ¿No les notifican las suspensiones?

Para nada. Si hicieran eso, la huelga no sería efectiva. No quiero entrar en la polémica de si los examinadores tienen o no razón en sus protestas, pero es evidente que están haciendo mucho daño a los alumnos, porque no hay previsión de ningún tipo. Por ejemplo, varios alumnos son universitarios y tienen que perder clase para venir a Pontevedra, y sin tener garantías de que se vayan a poder examinar. Es tremendo.

¿Qué porcentaje de su matrícula se ha visto afectada por el paro?

En torno al 70%, porque en todo el verano hemos tenido cinco exámenes cuando lo normal habría sido 12 o 15. Y eso que en Pontevedra hemos tenido la suerte de que se han celebrado exámenes teóricos, porque en otras ciudades, como Vigo, también se han suspendido.

Incertidumbre: "Si esto sigue así, mucho me temo que puede haber un bajón en la matrícula. Queremos una solución a este problema"

¿En qué medida esta situación puede llegar a afectar a la imagen de las autoescuelas?

A la imagen confío en que nada, porque los alumnos son conscientes de que nosotros no somos responsables de lo que hay. Al contrario, bastante hacemos para poder continuar trabajando. En el momento en que tenemos información de algo, la transmitimos al momento. En ocasiones, el mismo día del examen, nos llega un correo pocos minutos antes de las 9 de la mañana indicándonos qué autoescuelas examinan y cuáles no. No tenemos previsión para nada, con el agravante de que si un alumno ve que no le da tiempo de llegar y decide no presentarse, le pasa la convocatoria y le cuenta como no apto.

¿Se ve la luz al final de este jaleo o la solución es complicada?

Ni idea. Al parecer, los examinadores siguen en sus trece con sus reivindicaciones y nosotros lo que queremos es una solución a nuestro problema. Nosotros somos los grandes perjudicados, junto a los alumnos. Esto no se puede prorrogar indefinidamente, porque nos veríamos obligados casi a cerrar.

¿Se teme que esta situación repercuta en un bajón en la matrícula?

De seguir así, me temo que sí. Porque de teórica aún se van celebrando pruebas en Pontevedra, pero en verano se acumularon muchas personas que no pudieron examinarse: gente que tuvo que pedir día libre en su trabajo o que trabajaba de noche y fue sin dormir... Y al final para nada.

Couto: "La huelga de examinadores ha afectado al 70% de los alumnos"
Comentarios