La mayor amenaza: Si llueve con fuerza se provocará erosión, contaminación del río y una difusión de especies invasoras

El incendio en las Fragas do Eume provocará erosión, contaminación del río y difusión de especies invasoras del entorno de la fraga do Eume, que se propagan con facilidad, si se produjesen lluvias fuertes tras el gran incendio en este enclave natural.

El catedrático de Edafología de la Universidad de Santiago Francisco Díaz-Fierros explicó a Efe que la consecuencia más inmediata del fuego en la zona será la pérdida de nitrógeno, con la consiguiente reducción de la fertilidad en la zona quemada.

Sin embargo, el especialista explicó que lo más grave sería ahora que llegasen lluvias intensas, lo que no es improbable esta primavera, después de una temporada de sequía.

En ese caso, el agua arrastraría el suelo y, además, lo llevaría al río, que se encuentra con poca agua, en una situación más sensible a esta agresión.

Por ello, Díaz-Fierros dijo que hay que esperar que esto no ocurra y que las lluvias sean ahora suaves, de manera que se recupere la capacidad hídrica del suelo y el crecimiento de vegetación, que se podría dar en 15 días a un mes, que lo protegería de la erosión. "Esa -apuntó- sería la situación idónea".

Para el catedrático compostelano, el tercer problema vendría dado por la falta de adaptación de las especies de la fraga al fuego, mientras que plantaciones de su entorno, como el eucalipto, se verán favorecidas en su expansión y podrían invadir la zona de fraga, en la que conviven diversas especies de alto valor ecológico.

Francisco Díaz-Fierros recordó que, en su conjunto, las Fragas do Eume son restos escasos del bosque atlántico, con muy pocas zonas de este valor en el conjunto de Europa. E

Comentarios