Sábado. 15.12.2018 |
El tiempo
Sábado. 15.12.2018
El tiempo

El Parque Arqueolóxico de Campo Lameiro acoge un 'Paleoconcierto'

Silverio Cavia, también conocido Silberius de Ura, se crió en la tierra en la que descansan los restos de la princesa Kristina de Noruega. En un sarcófago muy sencillo, en el claustro de la colegiata de Covarrubias, fue enterrada hace cientos de años la que para muchos fue conocida como la princesa vikinga. Desde hace tiempo, a este pueblo de Burgos acuden numerosos artistas noruegos que rinden homenaje a la infanta con sus composiciones musicales.

Hace cuatro años, este artista apostó por crear música en solitario a través del proyecto musical Neønymus, una iniciativa singular que supone para el oyente un viaje emocional desde la Prehistoria hasta la actualidad, y aunque difiere de la música recreada por los compositores noruegos, sí comparte la fuente de inspiración.

Silverio Cavia, que siempre mostró gran interés por la Prehistoria y la Protohistoria, supo de la existencia de los petroglifos de Campo Lameiro mediante una lectura, de ahí que le haga especial ilusión la actuación que llevará a cabo este fin de semana. Así, coincidiendo con la noche previa a la celebración del Día Internacional de los Museos, el artista ofrecerá el próximo sábado, a partir de las 22.30 horas, un ‘paleoconcierto’ en el Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre de Campo Lameiro.

Rara, pero funciona

«Varios musicólogos dicen que reconocen en los sonidos que creo melodías antiguas, no sé si eso es así, yo tan solo decidí experimentar, fusionar sonidos y producir armonías muy evocadoras y emocionales. Algunas de las canciones que tienen letra están en castellano y visigodo y para interpretarlas echo mano de todo tipo de instrumentos, tales como flautas talladas en hueso de buitre, tubos de plástico e incluso un peine», comenta Cavia.

El artista de Burgos indica que es consciente de que si en su actuación del sábado en Campo Lameiro decidiera ser fiel a la música de antaño y tan solo golpeara dos huesos, lo más probable es que no consiguiera conectar con su público. Y es que Silverio Cavia entiende que «el lenguaje ha evolucionado y es necesario adaptarlo para conseguir que cualquier persona del siglo XXI pueda emocionarse con sonidos similares a los que se reproducían en la Prehistoria, de ahí mi apuesta por fusionar la tecnología con los útiles que se empleaban antes».

Uno de los acordes al que más recurre Silverio Cavia en sus melodías es al intervalo de tercera, tal y como señala, «es el sonido que podemos escuchar en el campo cuando canta el cuco o la familiar sirena de una ambulancia». El músico apunta que este es uno de los sonidos que mejor evoca los períodos antiguos, ya que «está muy arraigado en el cerebro de las personas y es un intervalo que despierta en ellas la nostalgia de una era desconocida. Sé que puede ser calificada como música rara, pero funciona».

En este sentido, el compositor no podría explicar por qué, pero la creación de determinados paisajes sonoros que trasladan al oyente a la era del Paleolítico, a la Edad de Hierro e incluso al medievo, está teniendo una gran acogida entre el público. De hecho, el primer disco de Neønymus llegó a estar durante varios meses de número uno en la lista de ventas de Amazon y iTunes, entre otros. «Yo soy el primero que está sorprendido con la repercusión que está teniendo el proyecto, ya que el disco tiene menos de un año y no paro de actuar. Al principio creí que me serviría como herramienta para darme a conocer a través de conciertos, pero la acogida que tuvo fue tremenda».

Cavia asegura que, «gracias a la buena respuesta del público, estoy pudiendo conocer lugares que de otra forma no sería posible. Hace poco actué en una cueva neandertal en Granada y en Galicia en una ermita cerca de San Andrés de Teixido, por ejemplo. Cualquier lugar especial como estos ayuda a crear una atmósfera idónea para la música, pero hace poco me sorprendió obtener la misma buena acogida en un auditorio normal».

Silverio no piensa en un segundo trabajo, de momento prefiere continuar llevando la música que fue grabada en el Monasterio de Santo Domingo de Silos y en una cueva neandertal a los diferentes lugares mágicos que hacen posible que los espectadores conecten con una era ya pasada.

Asimismo, el músico considera que es muy interesante que el público viva en directo sus actuaciones, ya que de esta manera pueden conocer de primera mano cómo es el proceso de creación de las melodías antiguas, lo que le otorga a la actuación un valor añadido. Los interesados en disfrutar de esta singular propuesta musical podrán hacerlo libremente con la entrada del Parque Arqueolóxico. aunque es necesaria la reserva previa en el 986 696 066 o en el correo [email protected]

Entre los útiles que el músico emplea para sus actuaciones destacan varias flautas talladas en hueso de buitre

El acceso a la actuación será libre con la entrada al centro de interpretación, pero es necesaria la reserva previa

El Parque Arqueolóxico de Campo Lameiro acoge un 'Paleoconcierto'
Comentarios