sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

La ordenanza de furanchos entra en vigor sin recibir ni una sola alegación

Señalización de un furancho a pie de la calzada. david freire
Señalización de un furancho a pie de la calzada. david freire

PONTEVEDRA. La ordenanza municipal de furanchos acaba de entrar en vigor, con el plus de ser la primera en toda Galicia en salir adelante y el extra de ser aprobada en tiempo récord, mucho antes de lo previsto.

El texto ha superado favorablemente todos los trámites, después de que el pasado viernes terminara el plazo de exposición al público sin recibir una sola alegación. Ello ha permitido esquivar el proceso de resolución de las alegaciones y su aprobación definitiva en Pleno, lo que supondría alargar su tramitación un par de meses.

En un principio, su aplicación estaba prevista para la próxima cosecha, teniendo en cuenta que la Xunta restringe la actividad furancheira entre el 1 de diciembre y el 30 de junio, durante un máximo de tres meses por local. Sin embargo, la negociación previa con el gremio y los hosteleros ha permitido adelantar las fechas y posibilitar su entrada en vigor desde ya mismo.

De hecho, todos los loureiros ubicados en Pontevedra tendrán la obligación de acogerse a la norma para poder abrir sus puertas. Veinticinco ya lo han hecho y buena parte de ellos ya están en disposición de funcionar de cara al público. Concretamente, aquellos que hayan pedido la declaración responsable hace un mes y no hayan recibido una contestación en negativa por parte del Concello.

Los que todavía no hayan solicitado la declaración responsable (una especie de licencia simplificada) deberán hacerlo. Al menos, si no quieren correr el riesgo de recibir una sanción y ver como las autoridades cierran el ‘chiringuito’ sin haber despachado la excedencia de la cosecha de 2012.

Además, todos deberán contratar una póliza de responsabilidad civil por valor de 90.000 euros para cubrir los posibles daños que pueda sufrir el comensal.

"Tempo récord". El teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Antón Louro, mostró ayer su satisfacción al comprobar que el diálogo emprendido con el sector y posibles colectivos afectados ha concluido con la aceptación de la norma. Además, aplaudió el "excelente" trabajo técnico realizado, con el que cree que queda solucionada la oleada de sanciones registrada el verano pasado.

"Era necesario proceder a unha regulación inmediata deste sector, pero, dende o primeiro momento, explicamos aos afectados que non podiamos facer moito ata que a Xunta aprobase o decreto regulador da actividade. Finalmente, este paso deuse, tras distintos borradores moi contraditorios entre si da Consellería de Presidencia e a Concellería de Urbanismo cumpriu coa súa palabra de tramitar e aprobar unha ordenanza en tempo récord, mesmo antes do agardado", manifestó el socialista.

Dicha ordenanza está estructurada en cinco capítulos, 26 artículos, tres disposiciones adicionales, otras tres transitorias y una final con las que se regula el funcionamiento de los loureiros repartidos por Pontevedra.

Excedente de vino y cinco únicas tapas

Según reza la ordenanza, los furanchos deben ser locales utilizados principalmente como vivienda y los barriles deberán albergar remanentes de viñas declaradas en Pontevedra o su área de influencia. La degustación podrá acompañarse de cinco tapas: tabla de embutidos y quesos, oreja o chorizo, zorza o raxo, tortilla y pimientos de Padrón.

Horario

Los loureiros podrán abrir un máximo de tres meses entre el 1 de marzo y el 30 de junio. El horario será de 17.00 a 00.00 horas de lunes a jueves, de 17.00 a 01.00 los viernes y vísperas de festivos, de 12.00 a 01.00 los sábados y de 12.00 a 00.00 horas los domingos y festivos. Todos deberán lucir el distintivo oficial y evitar cualquier señalización exterior más allá de las tradicionales ramas de laurel.

La ordenanza de furanchos entra en vigor sin recibir ni una sola...
Comentarios