Miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo
Miércoles. 13.12.2017
El tiempo

La promotora del cuartel de Noalla se compromete a asumir su demolición

La construcción del inmueble, que lleva décadas abandonado, data de principios del pasado siglo
La construcción del inmueble, que lleva décadas abandonado, data de principios del pasado siglo
El responsable de la firma dio traslado al Concello de Sanxenxo de su intención de llevar a cabo el derribo de la ruinosa estructura

Después de permanecer en pie durante más de un siglo, el antiguo cuartel de la Guardia Civil de Noalla podría desaparecer antes de que finalice el año. El Concello de Sanxenxo confirmó este martes que la promotora propietaria de la parcela en la que se encuentra el ruinoso inmueble, Xunqueiriña Sociedad Limitada, se ha comprometido a asumir la demolición de la infraestructura. Se trata de una actuación que ha sido demandada en varias ocasiones por colectivos como la Asociación de Veciños San Estevo.

La Administración municipal explicó que a finales de la pasada semana se personó en la Casa Consistorial el responsable de la firma, quien le transmitió a la concelleira de Urbanismo, María Deza Martínez, su intención de llevar a cabo el derribo. Se da la circunstancia de que el propio Ayuntamiento ya le había enviado un requerimiento a la empresa a finales del pasado mes de septiembre para que asumiese la ejecución de esta tarea. En caso contrario, sería el propio Concello el que llevaría a cabo los trabajos para, una vez finalizados, cobrarle a Xunqueiriña los costes.

UN MES DE PLAZO. El Gobierno local informa de que la promotora dispone de un mes de plazo para hacer realidad el derribo. En caso contrario, el propietario podría arriesgarse a ser sancionado con una fuerte multa económica.

De esta manera, si finalmente la firma cumple con su compromiso, el antiguo cuartel de la Benemérita pasaría a la historia en pocas semanas. Cabe recordar que el vetusto inmueble se encuentra en las inmediaciones de la rotonda que conecta la carretera PO-550, que une O Grove con Cambados, y el vial provincial EP-9208. Numerosos vecinos han expresado en más de una ocasión su preocupación por el estado del edificio y denuncian el feísmo que produce en el entorno.

En caso de que sea el Concello el que asuma el derribo, el proceso tampoco debería prolongarse en demasía, toda vez que, al estar tasada la demolición en una cuantía inferior a 50.000 euros, la adjudicación solo exigiría solicitar tres presupuestos a diferentes empresas especializadas. A día de hoy, la Concellería de Urbanismo ya cuenta con dos propuestas, una de 17.300 euros y otra de 20.400. Esta última es un poco más cara porque incluye la retirada de los restos de la estructura una vez concluida su demolición.

La promotora del cuartel de Noalla se compromete a asumir su...