Lunes. 20.11.2017 |
El tiempo
Lunes. 20.11.2017
El tiempo

La puesta en valor de los petroglifos de Combarro cuesta 30.000 euros

Los comuneros calculan que existen cerca de una docena de grabados en sus montes
Los comuneros calculan que existen cerca de una docena de grabados en sus montes
Los comuneros proponen solicitar una subvención a la Deputación de Pontevedra a través de la próxima convocatoria del 'Plan Concellos'

La puesta en valor de los petroglifos hallados hace años en el monte de Combarro continúa siendo uno de los objetivos prioritarios de la Comunidade Rega dos Agros. Su presidente, Manuel Carramal, calcula que serían precisos unos 30.000 euros aproximadamente para adecentar las parcelas en las que se encuentran los grabados y habilitar paneles informativos y sendas a lo largo de los dos kilómetros que separan estos emplazamientos.

Algunos directivos de la agrupación de comuneros hablaron de este asunto con el diputado de Cultura, Xosé Leal, durante la celebración, el pasado fin de semana, de la Romaría da Renda, impulsada por la Asociación Cultural Armadiña. Precisamente, la cita, que pretendía recuperar una antigua tradición, incluía visitas guiadas a estos petroglifos. En las excursiones tomaron parte más de medio centenar de personas, un dato que, a juicio de la Comunidade de Montes, corrobora que los grabados podrían convertirse en un reclamo turístico importante para la parroquia, que hoy en día es conocida fundamentalmente por su casco histórico.

Según explicó Carramal, la única posibilidad de que la Deputación de Pontevedra se implique en este proyecto pasa por solicitar una partida a través de la próxima convocatoria del Plan Concellos. De esta manera, los responsables de Rega dos Agros ya mantuvieron encuentros con representantes del Gobierno municipal antes del verano para proponerles esta opción.

Aunque a día de hoy los hallazgos se reducen a aproximadamente media docena de petroglifos, la Comunidade de Montes de Combarro no descarta que se puedan encontrar más. Se da la circunstancia de que algunos de estos vestigios rupestres de encuentran en parcelas de titularidad privada.

ANTIGÜEDAD. Estudios llevados a cabo por especialistas en la materia, como los profesores Miguel Anxo Sartal o Buenaventura Aparicio, fueron los que pusieron a los comuneros sobre la pista de estos petroglifos, cuya antigüedad podría rondar los 7.000 años.

Cabe recordar que Poio ya cuenta en al actualidad con un área de visita de grabados en A Caeira. La idea de Rega dos Agros es que se habiliten unas instalaciones similares en el monte de Combarro. Si finalmente se incluye una petición para lograr una subvención provincial, los impulsores de este proyecto se muestran confiados en que la zona podría estar operativa de cara a la próxima temporada estival.

La puesta en valor de los petroglifos de Combarro cuesta 30.000 euros