La única planta eléctrica de Gaza, paralizada por un ataque israelí

La única planta eléctrica de la Franja de Gaza suspendió hoy su actividad debido a un gran incendio provocado por un bombardeo israelí esta mañana contra un contenedor de combustible que originó enormes columnas de humo visibles durante horas.

Así lo confirmó a Efe un portavoz el Ministerio de Infraestructura de Gaza, después de que responsables de la compañía eléctrica de Gaza advirtieran de que la planta dejaba de producir electricidad en este enclave donde residen 1,8 millones de personas.

El director de la planta, Mohamed al Sharif, indicó que las brigadas de bomberos locales no estaban equipadas para extinguir el aparatoso incendio, informa el diario "Haaretz".

Mientras, el vicedirector de Autoridad de Energía de Gaza, Fathi al Sheij Jalil, dijo a la agencia "Maan" que el bombardeo contra el contenedor de fuel se produjo después de otro sobre una máquina de vapor en la instalación.

La planta había sido atacada la semana pasada y operaba a una capacidad reducida del 20 por ciento de sus capacidades, lo que permitía apenas unas pocas horas de luz al día para los residentes de la Franja palestina.

Los últimos bombardeos del Ejército israelí, que intensificó desde la pasada medianoche su ofensiva en Gaza, han tenido como blanco además la sede de la emisora de radio de Hamás, al Aqsa, que quedó destruida, así como instalaciones de la televisión del mismo nombre, y un centro que alberga a productoras, que resultó dañado.

Al menos 16 palestinos murieron y 65 fueron heridos en los últimos e intensos bombardeos aéreos del Ejército israelí en el centro y sur de Gaza, entre los que figuró como blanco la casa del líder de Hamás en la Franja, Ismail Haniye, que salió ileso.

El balance de fallecidos en tres semanas de operación israelí en Gaza supera los 1.100 y los heridos son más de 6.500, de acuerdo a fuentes sanitarias en la Franja.

Comentarios