Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

La vendimia se adelantará una semana en O Salnés

Un trabajador durante la recogida de la uva
Un trabajador durante la recogida de la uva
La recogida de la uva comenzará a mediados de mes con la previsión de alcanzar una cosecha superior a la de 2014. Las lluvias de agosto rebajarán la acidez. Los racimos están sanos

Si los pronósticos del tiempo aciertan y no hay cambios bruscos en las condiciones meteorológicas, la vendimia en la zona de O Salnés se adelantará una semana respecto a la del año pasado y comenzará a mediados de mes, probablemente a partir del segundo fin de semana (12 y 13 de septiembre).

La recogida podría haber llegado incluso antes, pero las lluvias del mes de agosto han frenado el proceso de maduración de la uva, lo que obliga a mantenerla en la vid durante algunos unos días más. La parte positiva de esta inestabilidad del tiempo es que la falta de sol ha rebajado la acidez. La parte negativa es que, según han podido comprobar algunos trabajadores del sector, han empezado a aparecer leves síntomas de botritis, una especie de hongo que puede llegar a fulminar la uva. «A contrapartida do tempo inestable é que, se segue chovendo, a uva pode reventar e padecer botritis. De todos xeitos, se mellora o tempo, como parece que vai suceder, o danos serán mínimos», explica el secretario de Unións Agrarias en la zona de O Salnés, Manuel Ángel Dopazo.

Los estudios realizados en la Estación Fitopatolóxica do Areeiro apoyan las interpretaciones más optimistas y concluyen que no existen «incidencias fitosanitarias realmente destacables» a pesar del tiempo.

La Unidade de Artrópodos e Control Integrado, que dirige la ingeniera Rosa Pérez Otero, no detectó en las parcelas de seguimiento ningún indicio de botritis o de otras afecciones típicas del proceso de maduración, de forma que tan solo destaca la existencia de algunos racimos con «con golpes de sol». En cuanto al mildiu, otro tipo de hongo, la Unidade en cuestión localizó algunas manchas en los brotes más tiernos, pero descartó la incidencia general «a pesar de haber repetidamente condicións de infección», informan fuentes de la estación.

En el ámbito de los insectos, las capturas de la especie ‘Lobesia botrana’ (conocida como la polilla del racimo de la vid) siguen siendo bastante elevadas. No obstante, la Unidade confía en que, si la vendimia se produce en las fechas previstas, estos minúsculos seres vivos no provocarán daños significativos en las vides. Además, cabe destacar que no hay señales de otros ejemplares que suelen traer de cabeza a los más de 6.000 viticultores que conforman la denominación de Orixe Rías Baixas o, al menos, en las parcelas que vigila de cerca la Estación Fitopatolóxica do Areeiro.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, Unións Agrarias espera alcanzar una cosecha «bastante boa» y sensiblemente superior a la del año pasado, en la que se superaron los 24 millones de kilos de uva vendimiada.

El sector confía en superar la cosecha del año pasado, en la que se superaron los 24 millones de kilos de uva vendimiada Un trabajador durante la recogida de la uva. archivo/rafa estévez

La vendimia se adelantará una semana en O Salnés
Comentarios