La vicepresidenta reta a reabrir el debate sobre el decálogo de mejoras de los PGE 2016

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha retado este martes a la oposición a que sea capaz de rebatir ante los ciudadanos los argumentos de un decálogo de mejoras que van a permitir los presupuestos de 2016 y que no se lograrían si el Ejecutivo no los hubiera presentado.

Sáenz de Santamaría, que ha informado en el debate de los presupuestos ante el pleno del Congreso de las partidas correspondientes al Ministerio de la Presidencia, ha subrayado que el proyecto está planteado "con realismo en las previsiones y con rigor en las decisiones"

El objetivo esencial ha explicado que es potenciar la recuperación, con la consiguiente creación de empleo, y compensar a los ciudadanos por su esfuerzo durante la crisis económica.

Santamaría defiende la premura del texto presupuestario alegando que sin él no se podrían adoptar una serie de decisiones

La vicepresidenta ha reprochado su actitud a los grupos de la oposición que critican al Gobierno por haber presentado el proyecto presupuestario antes de disolver a las Cortes y abogan por haber prorrogado los de este año. A esos partidos se ha dirigido para que expliquen a los ciudadanos que, sin el texto presupuestario, no se podrían adoptar una serie de decisiones. Y ha pasado a enumerar algunas de ellas, como que no se subiría el salario un 1 por ciento a los empleados públicos, no se pagaría a los funcionarios la mitad de la paga extra de 2012 pendiente de devolución y no se ampliaría la tasa de reposición del personal público hasta el cien por cien en sectores prioritarios.

Tampoco aumentarían, según ha explicado, los fondos para refugiados y, en consecuencia, no se habría podido pactar la enmienda que la pasada semana acordaron los grupos para destinar 200 millones de euros a este fin y que se suman a los 40 ya previstos en el texto.

Sáenz de Santamaría justifica el incremento del 7,7% del presupuesto del CNI y destaca la trascendencia del proceso de reforma de las Administraciones Públicas por el ahorro que ha permitido

El incremento del 8 por ciento en la financiación de los servicios públicos esenciales que prestan las comunidades y ayuntamientos y la ampliación de los recursos de los autonomías en casi 7.500 millones de euros son otras medidas que ha resaltado que no habrían salido adelante. A ello ha sumado que no se habrían incrementado las partidas destinadas, por ejemplo, a educación, cultura y servicios sociales, no crecerían un 10 por ciento los recursos para políticas activas de empleo, no se pondría en marcha un nuevo programa de orientación para los parados de larga duración y no se aumentaría un 2,9 por ciento la política de pensiones.

Sáenz de Santamaría ha justificado el incremento del 7,7 por ciento del presupuesto del Centro Nacional de Inteligencia y ha destacado la trascendencia del proceso de reforma de las Administraciones Públicas por el ahorro que ha permitido.

También ha recordado los beneficios de medidas como la contratación centralizada de servicios y el esfuerzo que ha supuesto la aplicación de la ley de Transparencia. Al respecto, ha informado de que, hasta julio, el denominado portal de la transparencia ha tenido más de 3,7 millones de visitas y ha habido 2.677 solicitudes de información de las que se han resuelto el 93,3 por ciento.

Comentarios