La Xunqueira ya no tiene pérdida

¿Qué le gusta comer a un caballito del demonio? ¿Cómo trabaja el oído de una curuxa? ¿Cuál es el tacto de las patas de un cormorán? Con dudas como estas arranca la guía ‘A Xunqueira de Alba. El bienestar de Pontevedra', la última publicación que viene de presentar la Concellería de Medio Ambiente Natural sobre el Espacio Natural de Interés Local (ENIL) pontevedrés, de la que es autora a bióloga Saleta González.

Y sí, dando respuestas a todas ellas y otras tantas en una especie de cuaderno de campo, en el que el hilo conductor son la fauna y la flora que acogen los distintos espacios del parque y los olores, sonidos, elementos visuales y gustativos que hacen despertar los sentidos del reino animal y de los transeúntes humanoides que recorren las 67 hectáreas de la Xunqueira.

Simulando un paseo, las primerias hojas están dedicadas a lo que pueden sentir, oír, ver, oler y saborear las especies que residen en la desembocadura, en el matorral, en la marisma y en el bosque de ribera donde, por ejemplo, los visones americanos desprenden un olor para marcar su territorio. En las siguientes, se describen los mismos espacios, pero desde el campo del mapa sensorial humano. En la Xunqueira los pontevedreses pueden oler laurel y menta, escuchar grillos y jilgueros, contemplar 171 especies de flora y saborear pan del cuco. Ya en la última, la autora alerta de las especies que deben quedar en fuera de juego por poner en peligro el ecosistema del ENIL. Ahora bien, sería un esfuerzo inútil si no se divulgaran lo suficiente, por lo que el Ayuntamiento repartirá la guía durante una visita guiada que ofrece a todos los ciudadanos de manera gratuita y que partirá las 19.00 horas de la imprenta de la Diputación. Además, estará disponible en las dependendencias municipales, sitas en la calle Michelena, número 30.